Angel Dust - Border Of Reality

Enviado por Hawkmoon el Mar, 31/05/2011 - 22:03
1920

1. Border of Reality
2. No More Faith
3. Nightmare
4. Centuries
5. When I Die
6. Where The Wind Blows
7. Spotlight Kid (Rainbow)
8. Behind the Mirror
9. Coming Home
10. Easy Livin' (Uriah Heep)

Después de un parón, obligado, por las ventas, y la falta de interés, a nivel mundial, por el Heavy Metal, Angel Dust, el furioso, y portentoso, combo germano de Thrash-Speed, dominado por el dedicado Dirk Assmuth, volvía, después de diez años de silencio.

"Into the Dark Past" (1986) y "To Dust You Will Decay" (1988), dos obras magnas en el estilo, y paridas en el mejor momento, poco veneradas por las masas (aunque saboreadas como manjar por sus fans más añejos) le regalaron a la escena todo un huracán riffero y cañero, con dosis elevadas de adrenalina, y, ante todo, mucho material "cortadientes". Tanto el primer trabajo, con Romme Keymer a la guitarra y a la voz, como el segundo, con S.L Coe, como reemplazo a Keymer, le entregaron, a la parroquia, todo un tesorazo.

En pleno 1998, y en plena fiebre "Eurometalera", con Gamma Ray, Stratovarius, Helloween, Hammerfall o Angra, a la cabeza, Angel Dust no se lo pensaron dos veces y decidieron cambiar su mensaje "Thrashico-Speedico" por una movida más acorde con el reino Power, que era lo que se demandaba, y mucho, en el momento. Para sobrevivir, tristemente, había que dejar de lado el corte más furioso y "pegador". La melodia, en 1998, primaba sobre todo lo demás. Si querías sobrevivir en la escena clásica, o bien imitabas a Gamma Ray o te ibas a la mierda. Así de tristes se pusieron las cosas en la vieja Europa.

Assmuth, que de sobrevivir sabe un rato largo, ni corto ni perezoso, se puso a buscar a un nuevo cantante (que encontraría en la figura de Dirk Thurisch) y "rearmó" el cohete Angel Dust. Cohete que, en sus años mozos, había demostrado una calidad sin igual. Veremos si los germanos saben recolocarse como titanes.

"Border of Reality", publicado el 21 de Agosto de 1998 (justo el dia que el menda cumplía 19 años) viene a reconquistar almas y corazones, con un sonido diferente. Osada aventura por parte de los Dust. Volver a hacer clientela, y vendiendo otra moto. No lo tienen fácil. Mucho se lo tendrán que currar Assmuth y sus "ángeles".

"Border of Reality", tema-título, y primer disparo germano, se arranca, potentorro a más no poder, con unas guitarras que echan humo (sobretodo las rítmicas), una batería que no se da ningún respiro, que sabe sonar poderosota y veloz, y un vocalista molón de narices, que aún sin ser nada del otro jueves, sí es cierto que tiene un tono a lo James Hetfield, en la era "Master of Puppets", fusionada con técnica extra, y algún as en la manga (como ciertos dejes a lo Mustaine y facilidad para aguditos majos, como más adelante veremos). Energía Power, y de lo más cañera. Se nota que, antaño, Angel Dust era una tropa Thrash de cojones. Su sonido, cortante total, les delata. Y, de paso, hace más crujiente el paseíto, "Speedico-melódico", a lo Helloween y similares.

"No More Faith", "Nightmare" (con comienzo vacilón, parido entre un sinuoso teclado y un riffeo que te hará mover, bastante, el cabezón), "Centuries" ("Walls of Jericho" + una producción perfecta), "When I Die" (tema que va de menos a más, y que no oculta la pasión del teclista por lucirse), "Where the Wind Blows" (Queensrÿche + Fates Warning + Skid Row), "Spotlight Kid" (logradota y "cavernícola" versión de Rainbow, con unas cuerdas bien a punto) y "Behind the Mirror" (técnica por un tubo, basando la movida en una mixtura entre Helloween y el videojuego del "Street Fighter II", que luego va mutando, va haciendo viajar a distintos parajes, algunos con tufillo "New Age", y medio lisérgicos) nos gustan, nos atrapan, y, desde luego, nos hacen vibrar. Angel Dust han mutado, y ahora, maduritos como son, se las saben todas, y le saben sacar jugo a todo lo que escupen. Echo de menos el toque bestiajo, veloz y candente de los viejos tiempos, pero, en honor a la verdad, el curro que se han pegado los muchachos con el trabajo de marras inspira pasión, y destila garra, fuego y magia. Influencias a montones (Savatage, Helloween, Gamma Ray, Fates Warning, Morgana Lefay, Nevermore, Queensrÿche...) pero muy bien digeridas. La producción, excelente, impregna todo el ambiente de un olorcillo épico y caluroso. Thurisch es un vocalista que sabe llevar a la banda. Maneja muy bien sus cuerdas vocales, les saca rendimiento, y hace, de paso, más grande, y arisco, el sonido de los Dust. Está claro que el sonido de 1998 no es el de 1988, y, claro, para el tio que quiera, de nuevo, un "To Dust You Will Decay", "Border of Reality" le va a parecer un disco flojete de cojones. Pasar de un mensaje poderoso a uno melódico no siempre es lo más recomendable, pues se pierde empaque, "trueno", coraje. O, como poco, parece que se pierde.

"Coming Home" (Power "pegajoso", "baladero" y "Skidrowista", que acaba pareciendo un tema de un inspirado Bon Jovi) y "Easy Livin'" (versión de los legendarios Uriah Heep) cierran el trabajo con sello de calidad, desde luego que sí. Angel Dust han perdido su capacidad de sonar punzantes, pero, como contrapunto, se han convertido en un combo más completo. Que ahora son más músicos, coñes. Eso sí, el sacrificio, almenos a mí, no me compensa. Echo de menos el latido de los dos primeros trabajos. Y mucho.

"Border of Reality" es un trabajo luminoso, vistoso, virtuoso, que sabe venderse muy bien, que le encantará al fan de la escena Power, o Heavy, ochentosa, pero que queda pequeñito frente a sus dos hermanos mayores, que, dicho sea de paso es lo mejor que nunca han parido los alemanes.

3 cuernos (altos, casi 4) para Angel Dust y su tercera misión. Misión tardía, y sin tanto poder, pero, coñes, con un don para encandilar.

Dirk Thurisch: Voz
Bernd Aufermann: Guitarra
Frank "Banx" Bankowski: Bajo y voces
Dirk Assmuth: Batería
Steven "Banx" Bankowski: Teclados

Sello
Century Media