Angel Witch - Angel Witch

Enviado por Terrible y Chacal el Mar, 01/03/2011 - 07:25
2012

En la lejana escena metalera británica de finales de los 70 - principios de los 80, más conocida como la NWOBHM (New Wave of Brittish Heavy Metal) surgió este magnífico grupo llamado Angel Witch. Y el cual, aunque ahora parezca ridículo, en su momento estuvo cabeza a cabeza con los grandes Iron Maiden y su primer disco también homónimo. Hasta me atrevería a decir que de ambos debuts tiene mucha mas tela este 'Angel Witch', pero para gustos... ya se saben la frase. Continuando con lo de los senderos paralelos, como siempre por esas cosas fatales del destino, los muchachos solo se quedaron en el camino de la gloria (constantes cambios de formación) y como no, aquí esta un humilde servidor para rescatar su fantástico disco-debut y de paso su momento culmine.

Kevin Heybourne, guitarrista, vocalista y fundador de la banda es quien da vida a la mayor parte de las composiciones y letras de 'Angel Witch', y es que sin desmerecer al resto de los integrantes EL es la banda. Incluso después de sufrir varios cambios, idas y venidas de músicos, siempre ha estado ahí para reformar a Angel Witch y aunque los resultados no siempre sean los mejores, merece su merito por ello el hombre.

Como iba relatando mas arriba, en su momento (hablo del año 80), Angel Witch estaba a la misma altura de unos jóvenes Iron Maiden, y también comenzando a navegar por territorios aún poco explorados. En un contexto donde todavía no estaba explotada la temática "ocultista" casi un poco satánica en las letras, me atrevería a decir que Angel Witch fueron pioneros en esto, influenciando a bandas como Mercyful Fate o en menor medida a Venom, los cuales refinarían este tópico con excelentes resultados. Así después de esos pequeños datos, podemos decir tranquilamente que Angel Witch se ha ganado merecidamente su estatus de trascendente e incluso este disco en particular de gran propulsor del speed metal. Veamos porque tanta magia..

La travesía no podía empezar de otra manera, con el tema título y un himno instantáneo del heavy metal, ¡Si hasta vídeo tiene!. Increíble la capacidad de crear melodías y buenos coros de parte de los Angel, yo diría que es uno de los puntos fuertes de esta gran banda. También resalto la voz de Kevin, el cual sin ser un Halford tiene una voz que encaja perfectamente con el sonido del grupo y le da su toque personal a esta maravilla de trabajo, es más, creo que canta mejor que varios de la escena heavy de aquel entonces (Di´Anno's y Harris' incluidos).
Luego de entrar en calor con un genial comienzo, los británicos nos acribillan con otro de los platos fuertes del disco: 'Atlantis'. Grandes melodías con un toque oscurillo se conjugan con un estribillo magistral:

"It's falling, it's falling
The final bell is tolling
The world is at its end
To wait for Atlantis to rise
Atlantis to rise, Atlantis to rise..
"

Hay que ver lo buen compositor que era Heybourne, y la facilidad para componer riffeos y coros que te hacen querer cantar y rockear como nunca, otro 10 para la segunda arremetida.
Ya para concluir esta primera triada de himnos se deja caer 'White Witch' (más y más brujas al baile), algo mas oscura que las anteriores pero igual de potente. Muy cañera en sus primeros instantes, para pasar a un pequeño a un pequeño break de descanso y luego continuar con la cabalgata. Con la vara bastante alta llega la cuarta descarga llamada 'Confused', la cual sigue la tónica de los himnos anteriores (coros pegajosos y buenas melodías) pero un poco mas discretamente y algo repetitiva. No es la joya máxima, tampoco un tropezón imperdonable.

Como la mayoría de los grandes discos de heavy metal tienen una balada o canción mas relajadita, este no podía ser menos, y 'Sorceress' es la primera elegida para cumplir tal misión. Muy buen tema con mucho feeling y calidad, ademas de darle variedad a esta inmensa obra. Aquí me daré el lujo de acotar algo: Cuantas veces se han criticado trabajos de bandas por llevar alguna balada o salirse de esquemas; pero cuando no lo hacen, se les acusa de ser discos planos o sin variedad. Ni lo uno ni lo otro, por lo menos aquí, caen de maravilla estos momentos de menor intensidad (obviamente me refiero a la rapidez porque la magia sigue estando allí).

Algunos guitarreos suaves, con ayuda de uno que otro teclado subliminal, nos llevan con la potente 'Gorgons' que continua con las intensas cabalgatas y riffs que habíamos dejado hace instantes, para darnos el pase directamente a 'Sweet Danger', que es como la canción "feliz" por así decirlo y la mas rápida del disco que nos reúne. Tremendo festín se dan aquí los de Londres tocando alegremente y coreando "Sweet Dangeeeeeer..", un pequeño momento de esparcimiento en forma de canción y aun así les queda magnifico.
Pasamos de la euforia anterior, para ponernos mas serios con 'Free Man' la segunda balada de este trabajo y una hermosa composición, que habla de los sentimientos de un hombre que, encarcelado injustamente y recién salido de su encierro, ve como las cosas y su vida han cambiado inexorablemente. Muy sentida la interpretación de parte del buen Heybourne, que demuestra que puede aguantar muy bien los kilos como vocalista y guitarra, y ademas, hacerlo de puta madre como dirían los colegas españoles.
La mejor canción del disco viene a continuación y no es otra que 'Angel of Death' (nada que ver con el cirujano nazi del tema de Slayer). Una obra maestra por donde la miren, lo tiene todo: riffs potentes y pesados ideales para el headbanging, un pedazo de solo, y un genial estribillo con un Kevin desgañitándose para llegar a los tonos altos y cantar con furia a la vez. Ya para terminar tenemos a 'Devil's Tower', una pequeña joyita por parte de los Angel la cual tiene varias reminiscencias neoclasicas, buenos solos al final y ademas es un excelente bajativo después del banquete sonoro que acabamos de escuchar.

Claramente este 'Angel Witch' es uno de esos discos redondos que te atrapan de principio a fin, y sin temor a equivocarme es uno de los mejores trabajos que pario la fructífera NWOBHM. Calidad, variedad, buenos solos, potentes estribillos, una producción mas que grandiosa, que mas se puede pedir?. Para que hablar de la portada que a primera vista ya te deja en claro que ademas del producto, el envase también es de altísima factura. Una obra de arte lo de John Martin muy ad-hoc con el contenido musical.

En resumen, material de primera como pocos y escucha obligada para los amantes del buen heavy metal. Amén.

Kevin Heybourne: Voz y guitarras
Kevin Riddles: Bajo
Dave Hogg: Batería

Sello
Bronze Records