Armored Saint - Revelation

Enviado por Hawkmoon el Dom, 01/05/2011 - 15:11
1829

1. Pay Dirt
2. The Pillar
3. After Me, The Flood
4. Tension
5. Creepy Feelings
6. Damaged
7. Den of Thieves
8. Control Issues
9. No Me Digas
10. Deep Rooted Anger
11. What's Your Pleasure
12. Upon My Departure

Después de casi diez años de inactividad total (sobretodo debido a la entrada de John Bush como vocalista en Anthrax) los guerreros metálicos de Armored Saint se volvieron a reunir, en plena era de revival ochentero, para deleitar, de nuevo, a sus fans de toda la vida (que aún esperaban, ansiosos, nuevo material de los "santitos"), ganar un buen dinerito (aprovechando el parón que Anthrax se pegaron después del tour de "Volume 8") y volver a tocar juntos un montón de buenos temas, que en su momento vendieron mucha de la mejor carne metalera que se podía encontrar.

El regreso de Bruce Dickinson a Iron Maiden, en 1999, fue un "boom" tremendo, que hizo replantearse, a muchas formaciones, su futuro inmediato. En cuestión de meses, toda banda, mínimamente relevante en la década ochentosa, volvía a patearse los escenarios, ante fans medio calvos, ya gordetes y que aún guardaban, como oro en paño, las camisetas de los primeros tours de las bandas de sus amores. Armored Saint sumaron dos y dos, vieron que su material añejo aún tenía vigencia. Se pegaron un par de shows para calentar en motores (en festivales de verano) y se metieron en un estudio para continuar las cosas, allá donde las dejaron por 1991, trás la edición del fantástico "Symbol of Salvation". Bush, los dos Sandovales, Joey Vera (que dejaba descansar a sus Fates Warning) y Jeff Duncan tenían una misión sagrada: la de devolver la gloria a una de las mejores formaciones de Metal hirviente, carismático, potente y "Heavylón". El nombre de Armored Saint volvía a tener brillo. Esperemos que tanto como en su gloriosísimo pasado.

Una portadita no muy currada, con el santo armado de siempre, y, ahora, en plan mesiánico, con todo el conocimiento del mundo y la madurez que le da el tiempo y el paso de las aventuras, supongo, se muestra elegantón frente a nosotros, con un libro, que, parece ser, guarda algún tipo de conocimiento molón (una revelación, vaya). Armored Saint ya peinan canas, llevan un buen montón de shows a sus espaldas, han tenido sus movidas, y después de tantos años, sus conocimientos se han expandido. Si en 1988 eran cañeros, el paso del tiempo, se supone, los tiene que haber convertido en mejores guerreros. Veamos si mi teoría es cierta.

"Play Dirt", el primer espadazo de los santos, se erige como un ente musculado, con guitarras molonas, y una batería perfecta (cómo no). Bush, como siempre, demuestra que es uno de los vocalistas mas dotados, y con más feeling, de la escena "cinturón de balas", y Joey Vera, astro de las cuatro cuerdas, mantiene su pulso, delimitando las fronteras del tema y cabalgando, cojonudamente, junto a su fiel "Gonzo", Menuda sección rítmica la de los Armored. Puro lujo. Primer tema cojonudo. Vamos a por más.

"The Pillar" (atentos a Jeff y a Phil), "After Me, The Flood" (atmósfera bien lograda), "Tension" (que tiene mucho ramalazo al material de los Anthrax parido desde mediados de los noventa), "Creepy Feelings" (que parece que suena a material de la era "March of The Saint", pero con el poso final de un "Symbol of Salvation", aunque sin la magia, realmente certera, de ese tiempo) y "Damaged" (de nuevo, con cuerdas tremebundas) son temas que parecen nacidos al amparo de un trabajo como "Symbol of Salvation", con una tremenda ínfula poderosa, con mucha energía, mucha carne solista, con Bush dejándose el alma con cada "escupitajo" vocal, pero que no impacta de la misma manera que antes. Parece que los Armored tratan de revivir un momento determinado de su carrera en vez de avanzar y enseñarnos como suena una banda nueve años después de su última entrega. "Revelation" es un trabajo con material cañero, festivo, oscurete, riffero y épico (menos, sería un desacato total al reino del fandom, acostumbrados a lo mejor siempre que se trata de los americanos) pero que no es la obra maestra que muchos podían esperar. Y, menos, después de que un Anthrax y un Fate Warning anden en el cotarro metidos. "Revelation" suena que alimenta. Pero, jodienda, señores...no atruena.

"Den of Thieves", para mí, el mejor tema del trabajo, y que tiene una naturaleza similar a "Creepy Feelings", empieza cargando con un tono épico para, en nada, empezar con una cabalgada genial, a medio camino entre Maiden y Priest, y ahondar, como quien no quiere la cosa, en los mundos, levemente progres, de Fates Warning. Se nota que Vera metió mano en la composición. Bush lleva las riendas de su tono vocal por dónde le da la real gana y demuestra que, a casi todos los niveles, el tio sabe lo que hace. Feeling, carisma y alma es lo menos que se le puede pedir a un vocalista de Heavy Metal. Y Bush tiene, de sobras, alta puntuación en todo lo que se requiera. No me extraña que bandas como Anthrax, o Metallica, fuesen detrás de él, como corderitos, rogándole el unirse a ellos. Menudo portento. Quizás Rob Halford llegue más alto, Dickinson tenga más fans, Sebastian Bach sea más guapete o Belladonna tenga el pelo más largo, pero nada, frente al fuego de Bush poco se puede hacer, salvo flipar. Uno de los cantantes más injustamente valorados de nuestro sistema solar. Sello personal 100%. Nadie suena como Bush. Pura garra americana, con sabor a Marlboro y a tierra del desierto de Arizona. Junto a Blaze Bayley y Tim "Ripper" Owens, debería de fundar una asociación de "genios en la sombra".

"Control Issues" (más leña en onda "Anthraxista"), "No me digas" (donde se da rienda suelta a las raices latinas de los Sandoval y de Vera, a través de una especie de rítmico y denso sabor a tortilla de patatas y chorizo, con un Bush cantando en el idioma de Colón, aunque la cosa da más risa que otra cosa), "Deep Rooted Anger" (Groove vacilón y producción maja) y "What's Your Pleasure" (ente "Acceptiano-Priestiano", con sabor a armadura santa) nos llevan al corte final, y "Upon my Departure" (con tufillo rockerillo, country y que te da ganas de irte a buen rodeo con tus colegas rednecks, y a quemar la granja de los McDermott) cierra el invento del 2000 con carisma y ganas.

Armored Saint no entregan una mierda de disco, ni tampoco nada a la altura de su magno pasado, pero, sin embargo, "Revelation" es un disco con fuelle, con empaque, y que, al fan de los Armored Saint, le gustará. Y, mucho, más con el paso del tiempo.

Disco con gracia y encanto, que bebe de ínfulas pasadas y de cierto tufete al Metal poderoso, y soberbiamente bien producido, de peña como Rage, Nevermore o Iced Earth. Bueno, y a Fates Warning y a Anthrax también suenan, pero eso se les perdona, pues tienen "permiso".

3 cuernos (medios) para "Revelation". Un regreso no demasiado revelador. Pero, sí, de lo más acertadete. Pequeño frente a lo esperado. Molón como ente aislado.

John Bush - Voz
Jeff Duncan - Guitarra
Phil Sandoval - Guitarra
Joey Vera - Bajo
Gonzalo "Gonzo" Sandoval - Batería

Sello
Metal Blade