Ayreon - The Source

Enviado por BurnRain el Sáb, 10/06/2017 - 10:14
274

CD1

Chronicle 1: The "Frame"
01. The Day That The World Breaks Down
02. Sea Of Machines
03. Everybody Dies

Chronicle 2: The Aligning Of The Ten
04. Star Of Sirrah
05. All That Was
06. Run! Apocalypse! Run!
07. Condemned To Live

CD2

Chronicle 3: The Transmigration
08. Aquatic Race
09. The Dream Dissolves
10. Deathcry Of A Race
11. Into The Ocean

Chronicle 4: The Rebirth
12. Bay Of Dreams
13. Planet Y Is Alive!
14. The Source Will Flow
15. Journey To Forever
16. The Human Compulsion
17. March Of The Machines

La Argoss VI ha realizado la cuarta fase de su viaje que le llevará al asteroide C3X2 en el Sistema Gamma. Los humanos modificados y biónicos (Humónicos en el argot), todos tripulantes de la nave, llevan más de 500 soles de misión en el interior del cohete interestelar si contamos los días de conciencia y los de hibernación inducida. Si todo sigue lo previsto, continuarán hasta completar los 2213 soles.

La tripulación de la Argoss VI está compuesta por ocho "humónicos", con porcentajes del 65 al 75% de raza humana. El resto hasta la totalidad son injertos sintéticos de inteligencia artificial y derivados. Es decir baterías, fibra de Murinio y otras tecnologías de última generación. Son asexuados pero tienen ciertos caracteres masculinos o femeninos, manteniendo una apariencia clásica de géneros hombre y mujer aunque atenuada convenientemente.

Fueron replicados, mutados e implantados para ser los más idóneos y vivir largos años en el espacio. Ideados para poder colonizar un medio hostil. Han sido adiestrados y testados desde su alumbramiento para esta misión. Elegidos de entre cientos que finalmente fueron desclasificados y/o reconducidos a nuevas tareas prácticas.
La misión que deben completar en el asteroide C3X2, la Misión Tannhäuser, es de vital importancia para la supervivencia de la raza modificada, las condiciones en el planeta Origen ya no son saludables, provocando muerte y destrucción. Deben llegar a su destino y establecer una base primaria de operaciones desde la que colonizar el asteroide. No hay retorno y cada uno de ellos estará en la misión hasta agotar sus energías.

El humano modificado PK28, apodado “Peck”, es el encargado de la renovación de baterías vitales y de hemocompuestos. Es el responsable del mantenimiento de las máquinas de diálisis y carga que usan los tripulantes en cada parada de su viaje. Esta recarga de energía y tejidos es fundamental para la supervivencia de la tripulación en el espacio. Durante la fase de recarga vital, los humónicos deben estar conscientes y suelen amenizar las horas que dura el proceso consumiendo audiovisuales. Peck suele bromear diciendo que simplemente es “organizador de fiestas”. Para la próxima parada vital va a solicitar a Inteligencia Tannhäuser y al Consejo Espacial la inclusión de películas y músicas de diferentes estilos.

->PETICION 1334 CON INFORME DE PK28

“Quedan cinco soles para que la Argoss VI complete la cuarta fase de su viaje y antes de entrar en la quinta se recargarán baterías y hemotejidos antes de entrar en letargo inducido, drenaje y fase de hibernación.

Quiero proponer contenidos audiovisuales y de entretenimiento que ayuden a los tripulantes en su espera en la máquina de diálisis y carga. Entre las propuestas fuera del programa Argoss establecido por I.T. y el C.E. esta la arcana “The Source” bajo el nombre de Ayreon cuyo informe esta a continuación:

The Source es una obra conceptual entorno a la saga futurista Ayreon siendo el noveno trabajo en salir a la luz en el año 2017 del calendario cristiano pero dentro de la historia seria la precuela de 01011001 del 2008.

Ayreon es un proyecto encuadrado dentro del estilo de metal progresivo y metal ópera con múltiples colaboraciones por parte de conocidos músicos, sobre todo cantantes.

Está dividido en cuatro crónicas que paso a analizar.

Crónica 1: The “Frame”

Con un derroche de recursos y estilos comienza la obra, el progresivo, el folk, el metal…sacando a relucir la totalidad de la paleta de voces que deslumbran cada una de los temas desde su pedestal. “The Day That The World Breaks Down” no sólo presenta esta gran obra sino también se erige como una impresionante montaña sonora llena de matices, potencia y entramados. Con unos persistentes y contundentes bajo, guitarra y batería, en muchos de sus lances recuerda al “Point Of Knew Return” de Kansas en otros a Dream Theater hasta una fase bluesy que encandila. Todo ello perfectamente engarzado. Un corte extenso y delicioso.

El metal folk delicado y luminoso de “Sea Of Machines” con unas magníficas interpretaciones destacando en esta ocasión el profeta Nils K Rue. Tema que por una cara tiene gran presencia del violín de Ben Mathot y la flauta de Jeroen Goossens y por otra, de metal musculoso. Combinación característica del proyecto de Lucassen.

Y para cerrar esta primera parte otro gran tema, “Everybody Dies”, heavy, aires industriales o electrónicos y notable juego de voces. Con algo de Queen, Deep Purple o Uriah Heep. Un tema arrollador. Sorprendente la flexibilidad vocal de Michael Mills interpretando a un medio robot.

Crónica 2: The Aligning Of The Ten

Esta segunda parte comienza con metal progresivo de gran calidad, “Star Of Sirrah”, muestrario vocal inmejorable, con la magistral aportación de Paul Gilbert a las seis cuerdas, canción que va evolucionando sin acomodarse en ningún momento. Seguido de un tema folk, “All That Was”, con una Simone Simons y Floor Jansen que enamoran.

“Run! Apocalypse! Run!” es power metal prog del bueno con riff y hammond arrolladores, con los parches de Ed Warby espoleando al conjunto y Lucassen jugando con los sintetizadores, una tónica que es constante a lo largo del disco.

Para finalizar la segunda crónica, “Condemned To Live” en la onda de los Nightwish más folkies con un inicio de cuerdas que nos puede recordar a Apocalyptica por el uso del violonchelo y el violín, luego la guitarra acústica se torna eléctrica y lo celta tiene que soportar las sacudidas de gruesos riffs con algunos pasajes a lo Over The Hills And Far Away del maestro Gary Moore.

Crónica 3: The Transmigration

Con un retablo vocal comienza “Aquatic Race” para seguir con un contundente riff y bajo. Tema musculoso que le pone la calma la angelical voz de Simons y destaca (como en casi todo el trabajo) la voz de Kürch, donde hay un carrusel vocal de hermosa factura. De nuevo maravillando Simons sobrevuela los engranajes folk de “The Dream Dissolves” alineada en el mismo bando Jansen igual de etérea. Tema con gran desarrollo instrumental del sintetizador de Mark Kelly a lo Marillion como no podía ser de otra manera seguido de la guitarra de Marcel Coenen de calidad exquisita, consiguiendo un tema redondo.

Una auténtica caja de sorpresas es “Deathcry Of a Race”, que va de la flauta con sintetizadores acompañando a las seis cuerdas, a las voces arabescas de Zaher Zorgati (en su única y sobresaliente aparición) y las líricas de Simons y Jansen en una procesión multicolor. En el corte más rico, atrayente y mejor del conjunto.

“Into the Ocean” un pequeño homenaje a Rainbow/Purple con su riff a los Blackmore y Hammond bien eléctrico de hard rock por una parte, y por la otra, Allen reviviendo tiempos pasados como si de Joe Lynn Turner se tratase recibiendo la contraréplica de Mills que recuerda al Elton John de sus años tiernos. Luego Eriksen, Kursch, Sammet, Karevik y Nils muestran su arte como si estuvieran en una carrera de relevos.

Crónica 4: The Rebirth

La cuarta y última parte, comienza futurista y cosmológicamente progresiva con “Bay Of Dreams”. Plena de sintetizadores protagonistas como es un rasgo principal del sonido Ayreon. Un alarde optimista y enérgico es “Planet Y Is Alive!” plagada de heavy power con tintes a lo Blind Guardian con un magnífico paréntesis guitarrístico a manos de Guthrie Govan poniendo pausa y logrando unos de los temas capitales de la obra.

“The Source Will Flow” es un homenaje a Pink Floyd en toda regla, para sumergirse en la fría inmensidad. La alegre y esperanzadora “Journey To Forever” con guiños a Boston, Kansas y medio gremio del hard rock de finales de los 70 tan folkie como eléctrica que apena su corto vuelo. Prácticamente la totalidad del elenco de cantantes se despiden en la coral y pequeña “The Human Compulsion” trayéndonos las melodías del corte “Sea Of Machines” para ligar con los inicios de la obra. El último e inquietante corte nos habla del regreso de “The Frame” y las máquinas.

Conclusión

The Source de Ayreon es la combinación perfecta entre progresivo, folk y metal, con una paleta de voces que deslumbran para contar una historia, lo que es el mayor objetivo de Lujanssen. Es el típico trovador que disfruta creando universos más que representándolos.
Con una influencia enorme del rock de los 70, este The Source es un derroche de recursos estilísticos. De Kansas, pasando por Queen, Rainbow, Jethro Tull, Uriah Heep, Pink Floyd, Bowie, Beatles o incluso Vangelis y por supuesto Dream Theater o Symphony X. Un trabajo sobresaliente para salir de la monotonía y dejar la imaginación volar.
Totalmente idónea para sumergirse en evasivos y maravillosos universos lejos de camas de diálisis y preocupaciones existenciales.

Pasado un día llegó respuesta sobre la petición de audiovisuales.

>>>Tras leer el informe y escuchar la obra The Source de Ayreon, Inteligencia Tannhäuser y el Consejo Espacial por separado han decidido por unanimidad denegar su petición. Su contenido ideológico y ciertos paralelismos con la realidad actual que nos amenaza desaconsejan rotundamente su escucha, podría afectar al estado de los tripulantes y generarles sentimientos que podrían llevarles a la negatividad o al desánimo. También la crítica hacia la inteligencia artificial podría cuestionar la enorme deuda que tenemos y tendremos con Inteligencia Tannhäuser. Esperamos otras propuestas más adecuadas, positivas y enriquecedoras para la misión.”

Le instamos a borrar de la memoria “The Source”.<<<

Peck sintió desánimo con la contestación, se disponía a borrar de la memoria The Source, pero había algo en ella que le ligaba a su pasado, a sus ancestros, a las raíces de su ser. Lo que hizo fue desconectar el Modus. En su antebrazo saltó la alarma luminosa, el sistema de inteligencia integrada en su cuerpo repetía mecánicamente “modus desconectado, modus desconectado, modus desconectado… El modus se encargaba de controlar los sentimientos de los humanos modificados, les inducía a segregar endorfinas u oxitocina. Su objetivo es que no cayeran en el pesimismo, que aguantaran con una sonrisa aunque no hubiera un mañana o una esperanza para su vida. También modificaba los recuerdos, los atenuaba, les ponía un velo para que no generasen sensaciones que distrajeran a los tripulantes de su misión.

Peck sabía que tenía 10 segundos antes de que el sistema Modus se reiniciara de nuevo borrara muchas cosas y no le permitiese pensar con claridad. Sitió que estaba oprimido, encadenado por un sistema vil que les obligaba a una heroicidad en la que no eran voluntarios, se sentía una bala disparada a toda velocidad por el espacio que caería fría y mansamente en una roca distante y polvorienta. Una bala sin pasado y sin futuro, indiferente al sol y a las estrellas.

Arjen Anthony Lucassen: guitarras eléctricas y acústicas, bajo, mandolina, sintetizadores, hammond, el resto de instrumentos
Ed Wabry: batería

Vocalistas/personajes

James Labrie (Dream Theater) como ‘The Historian’
Tommy Giles Rogers (Between The Buried And Me) como ‘The Chemist’
Simone Simons (Epica) como ‘The Counselor’
Mike Mills (Toehider) como ‘TH-1’
Floor Jansen (Nightwish) como ‘The Biologist’
Hansi Kursch (Blind Guardian) como ‘The Astronomer’
Tobis Sammet (Avantasia/Edguy) como ‘The Captain’
Michael Eriksen (Circus Maximus) como ‘The Diplomat’
Nils K Rue (Pagans Mind) como ‘The Prophet’
Zaher Zorgati (Myrath) como ‘The Preacher’
Tommy Karevik (Kamelot) como ‘The Opposition Leader’
Russel Allen (Symphony X) como ‘The President’

Músicos invitados:

Mark Kelly (Marillion): sintetizador en “The Dream Dissolves”
Paul Gilbert (ex-RacerX/Mr. Big): solo de guitarra en “Star Of Sirrah”
Guthrie Govan (The Aristocrats/ex-Asia): solo de guitarra en “Planet Y Is Alive!”
Marcel Coenen (Sun Caged): solo de guitarra en “The Dream Dissolves”
Joost van den Broek (ex-After Forever/ex Sun Caged): Piano y Piano eléctrico.
Ben Mathot: violín
Maaike Peterse: violonchelo
Jeroen Goossens (ex-Pater Moeskroen): instrumentos de viento

Sello
Mascot Label Group