Boston - Walk On

Enviado por Gibson el Lun, 03/02/2014 - 12:00
867

Con prácticamente ya cuarenta años desde su inicio, la carrera musical de Boston es muy particular y exclusiva. En todo este tiempo el grupo solo ha editado seis discos en estudio (el último de ellos el pasado año con "Life, Love & Hope"). Los problemas judiciales con su primera compañía discográfica, a raíz de su segundo álbum en 1978, y que se prolongó durante varios años, más el carácter perfeccionista y meticuloso de su líder y compositor, el guitarrista Tom Scholz, -el cual se toma varios años en las composiciones de sus trabajos discográficos- son los principales motivos para que entre un álbum y otro de Boston lleguen a pasar, como media, la friolera cifra de ocho años.

Hay que apuntar de sobremanera que Tom Scholz (a diferencia de la inmensa mayoría de músicos) jamás se ha dejado arrastrar por el tremendo éxito de sus discos para sacar al mercado un nuevo trabajo al poco tiempo... El segundo álbum de Boston, "Don't Look Back" (1978), fué publicado dos años después de su básico y multimillonario debut -sin el consentimiento del propio Scholz- por la compañía CBS. Dicho álbum solo era una maqueta del mismo (según Scholz, inacabado), pero la compañía discográfica, ante las tremendas ventas de su primer disco (y buscando el beneficio económico más inmediato), decidió editarlo tal cual, y sin tiempo de espera... Algo que no gustó y mostró el enfado de Tom Scholz con los directivos de CBS, a pesar de que el disco volvió a tener grandes ventas.

Boston es considerado como uno de los pioneros del AOR, aunque el grupo también sabe ofrecer, con su propuesta, un claro enfoque hacia el Hard-Rock en su vertiente más melódica, sin olvidar un cierto toque de Rock progresivo. Su principal característica son sus "melodías celestiales y envolventes" que nos transportan a otra dimensión, plasmadas por las siempre inconfundibles notas de la guitarra de Tom Scholz, junto con la cristalina voz de Brad Delp, en lo que se denomina el mítico y único "sonido Boston".

Sin embargo en este "Walk On", su legendario vocalista, el tristemente fallecido en el año 2007 Brad Delp, no llegó a participar en el álbum. En su lugar Tom Scholz contrató a Fran Cosmo, que resultó ser el recambio perfecto para plasmar con su voz el inigualable y ya mencionado "sonido Boston".

Sin más dilaciones centrémonos en este cuarto álbum de uno de los grupos más emblemáticos del Rock melódico de todos los tiempos, y en cuya portada no puede faltar el simbólico platillo volante que translada a toda una ciudad hacia otros mundos (que, en definitiva, es lo que intentan reflejar con su música).

El disco abre magníficamente con la belleza mediotiempista de "I Need Your Love", con sus logradas estrofas melódicas y que alcanza su punto máximo con el guapo y mágico estribillo que posee el tema, y donde comprobamos la calidad interpretativa de Fran Cosmo con su voz limpia y cristalina, muy en consonancia con el registro vocal de Brad Delp. Inicio muy bien trabajado compositivamente, y con la inconfundible clase que Boston sabe imprimirle a todos sus temas.

Más dinámica y rockera se presenta la siguiente "Surrender To Me", con un excelente trabajo en la guitarra -a lo largo de todo el tema- por parte de Tom Scholz, y donde la nota melódica corre a cargo de Fran Cosmo, sobre todo en el bastante conseguido estribillo.

Sobre una base de teclados llega la balada "Livin' For You", donde se apoya muy suavemente la voz de Fran Cosmo para interpretar este emotivo tema que incluye breves pasajes de la guitarra eléctrica de Tom Scholz, y que le otorga cierta elegancia. Balada con una evidente armonía musical y bien equilibrada compositivamente, aunque no llega a la altura de clasicazos como "Amanda".

A pesar de estar dividido en cuatro cortes ("Walkin' At Night"/"Walk On"/"Get Organ-ized"/"Walk On,Some More"), hay que apuntar que entre todos ellos conforman un único tema, el cual está estructurado en forma de "medley"...

...En la parte inicial tenemos la instrumental "Walkin' At Night", que se plasma únicamente con el sonido de la guitarra de Scholz, y que sirve de antesala para el tema-título del álbum, la colosal "Walk On" que nos llega de forma bastante dinámica y "rockandrollesca", con una soberbia interpretación vocal -nuevamente- de Fran Cosmo, destacando también el marcado trabajo en la guitarra por parte de Tom Scholz.

En la parte central encontramos otro tema instrumental con "Get Organ-ized", muy bien trazado compositivamente, con un muy interesante duelo entre el órgano Hammond y la guitarra eléctrica, adquiriendo en el tramo final del tema un cierto toque hímnico bastante logrado.
Para cerrar el "medley" volvemos, con "Walk On (Some More)", a la onda "rockandrollesca" del tema anterior, siendo en realidad una prolongación del mismo.
Sintetizando... Un solo tema, distribuido en cuatro piezas, que demuestra -una vez más- el talento creativo del que hace gala Tom Scholz y que siempre lo ha caracterizado.

Con la guapa "What's Your Name" el grupo vuelve claramente a la senda AOR, donde las mágicas melodías tan bostonianas hacen acto de presencia a lo largo de su minutaje. Un tema que sabe enganchar perfectamente con su calidad al seguidor de los sonidos más suaves, y del que no podemos obviar su buen y melódico solo de guitarra.

El festín AOR no decae con la siguiente "Magdalene", esta vez más intimista y en clave baladística, aunque el tema posee varios cambios rítmicos, los cuales se plasman con la habitual clase y elegancia que Boston sabe imprimir a este tipo de temas melódicos.
El álbum cierra en esa línea mediotiempista, conjugando partes muy suaves en sus estrofas con un estribillo más enérgico (siempre dentro de los cánones melódicos), resultando como buen tema y, obviamente, muy orientado al terreno AOR.

En definitiva, "Walk On" significó el cuarto disco en estudio de Boston, quedando su líder Tom Scholz como el único miembro original de la formación. Curiosamente, Brad Delp regresaría al grupo meses después del lanzamiento de este álbum al mercado... De esta manera el grupo estuvo integrado, durante los años sucesivos, por dos vocalistas (Delp y Cosmo).
Un gran disco, este del año 1994, que sabe mostrarse como un dignísimo sucesor de la trilogía básica del grupo, la formada por "Boston (1976) - Don't Look Back (1978) - Third Stage (1986)".

Por último añadir que "Walk On" es un álbum imprescindible y exclusivamente destinado a aquellos degustadores de los más exquisitos manjares melódicos... Y naturalmente para todos los amantes de la música con un alto grado de calidad. Y es que el "sonido Boston", si se escucha en el momento adecuado, jamás se nos borrará de la memoria.

Fran Cosmo: Voz
Tom Scholz: Guitarra, Teclados, Bajo, Batería
Gary Pihl: Guitarra
David Sikes: Bajo
Doug Huffman: Batería

Sello
MCA Records