Dark Tranquillity - Character

Enviado por Hawkmoon el Dom, 05/02/2012 - 23:57
368

1. The New Build
2. Through Smudged Lenses
3. Out of Nothing
4. The Endless Feed
5. Lost to Apathy
6. Mind Matters
7. One Thought
8. Dry Run
9. Am I?
10. Senses Tied
11. My Negation

Dark Tranquillity es una banda con una sensibilidad especial. Sus discos, los más comerciales y los menos, los que aman las masas y los que veneran los primeros fans de los suecos, tienen un sello propio, un mensaje, un poso especial.

Ningún disco de los de Stanne me deja indiferente, oye. Siempre he tenido sintonia con la bandaza. En todas sus eras. Adoro tanto "Skydancer" o "The Gallery", así como el denostado "Haven" o el comercialote "Damage Done". O el disco que nos ocupa, "Character". Título más que acertado, joder. Pues si algo le sobra al combo, además de talento compositivo y tablas en un escenario, es carácter. Los tios han aguantado de todo, pero siguen aquí, entregando pedazos de su alma, sentimiento puro, ondas malsanas, locuras tristonas, astrales y esquizofrénicas. Lo que siempre hemos amado de los máximos rivales de In Flames.

Trás "Damage Done", justo al ponerse, por fín, en primera línea de combate de la élite deathmelódico-metalera (trás merecerlo desde incontables años atrás), tocaba mover ficha, y tocaba hacerlo bien. El disco anterior, la movida 2002, había funcionado de puta madre. No había que tocar nada, había que seguir el mismo sendero. El sendero de la buena pegada junto al mensaje depresivo. El patadón en el estómago junto a una caricia posterior. Death Metal con azúcar, con grosella. Y almendritas por encima. Así cualquiera oye. Atrapado, hipnotizado. Un canto agresivo-melódico, una dentellada de tiburón blanco curada por una sirena con las tetas bien gordotas y de carácter facilón. Una buena noche asegurada. Tormenta total, pero observada desde casa, desde la seguridad y el calorcito del hogar. Viaje a la mente insana de los suecos.

"The New Build", nacida al amparo de dos épicas guitarras, centelleantes, carnívoras y galopantes, con ganas de pelea, de cortar cuellos, y que se unen a unas pegadoras baterías y a un teclado que hace elevar la movida de épica a mega-épica, abre la obra, el sucesor al querido y respetado "Damage Done". Track de inicio bien pegador, con furia, con latido, que funciona por etapas, que tiene varias capas, y todas con buen sabor, con buen color. Pasión, técnica y esmero. Stanne, como siempre, con nivelón. Garganta brava, nacida para la guerra deathmelódica. Un titán en el estilo.

"Through Smudged Lenses" (un nuevo "White Noise/ Black Silence"), "Out of Nothing" (una secuela de "Rundown", fusionada con cierto olorcillo a sus primeras ondas) y "The Endless Feed" (que a nivel instrumental podría estar en el "Resurrection" del tito Halford si no fuese por la voz de Mr. Stanne), encuentran la manera de satisfacernos. Los Dark Tranquillity se ponen modernotes en algunas parcelas, el teclado toma el control, la onda se dulcifica. Sí. Pero el guitarreo, el material headbanger, el rugido...aún sigue ahí. Fusionado con la onda melódica, claro. Una mixtura que queda lograda, la verdad. Épica riffera, cuerdas salvajes, melodias que saben atraparte y una buena producción.

"Lost to Apathy", el single del álbum, de la que se rodó el clip de marras, posee la potencia típica de un tema de la banda. Guitarras veloces, gargantas echando fuego, baterías a toda mecha, interludios a base de teclado, poso espiritual, pseudo-New age, solistas atacando a lo Maiden...lo de siempre, pero muy bien parido, con mucho entusiasmo, con un sello de autenticidad, de poderosa personalidad...de carácter.

"Mind Matters" (una de las cimas del trabajo, un buen track-resumen de la onda 2005), "One Thought", "Dry Run", "Am I?" y "Senses Tied", todas con un Stanne en plan hercúleo, mega-cabrón, muy entregado, pasional, siguen por los derroteros esperados. "Haven" marcó el nuevo destino de la banda. "Damage Done" lo confirmó. "Character" asienta la idea de forma definitiva. O lo tomas o lo dejas. Dark Tranquillity extienden su sonido, miran a otros lados, se alimentan de movidas externas al reino. Pero les queda bien. Su puzzle sonoro, su amalgama de sabores. Dark Tranquillity son hijos de muchos. Innumerables, macho. Desde Maiden a Slayer, desde Carcass a U2. Todo cabe en el combo sueco. Todo lo que sea bueno, y que se amolde bien, claro.

"My Negation" cierra el disco. Movida lentorra, bella, que va creciendo, que cada vez quiere más, que no se conforma con carne muerta. La quiere viva. Te quiere a tí. Movidón metalero, aura Heavy Metal, tecladitos al alza, Stanne defendiendo su corona y más ondas ecléctico-bizarras. Más sangre derramada. Falsa, pero da el pego.

Violencia molona, para todos los públicos. Como cuando Van Damme pasó a ser una estrella con "Soldado Universal". Suavizando el patadón. Dejando K.O. Pero sin matar. A lo Bud Spencer y Terence Hill, oye.

4 cuernos (bajos) para "Character".

Un "Damage Done II". Un paso poco osado. Pero certero. No se hunden, no resbalan. Siguen sirviendo un enorme material. Disfrutable. Mucho.

Mikael Stanne: Voz
Niklas Sundin: Guitarra
Michael Nicklasson: Guitarra
Martin Henriksson: Bajo
Anders Jivarp: Batería
Martin Brandstrom: Teclados

Sello
Century Media