Deathspell Omega - The Synarchy of Molten Bones

Enviado por xJhellfire7x el Mar, 07/03/2017 - 04:01
1546

1. The Synarchy of Molten Bones (06:58)
2. Famished for Breath (06:02)
3. Onward Where Most with Ravin I May Meet (10:12)
4. Internecine Iatrogenesis (05:52)

Después de su exitosa y aclamada trilogía, culminada en lo más alto de la cima con su genial EP "Drought", Deathspell Omega habían abierto un camino infinito de posibilidades en una escena que ha ido creciendo a paso constante desde su concepción. Aunque quizás para muchos no sea tan evidente, el revuelo que dejo Deathspell Omega en la escena actual del Black Metal aún da mucho de qué hablar, y no son pocas las bandas que han surgido desde los lugares más recónditos e inesperados (Islandia, por ejemplo), que han ido construyendo sus prematuras carreras bajo la bandera del sonido creado por los franceses.

Con bestialidades del calibre de "Paracletus", "Kénôse" o "Drought", todos se preguntaban ¿Y ahora qué? ¿Con que más podría sorprendernos Deathspell Omega en estos momentos? Algunos esperaban, con gran alevosía, el nuevo magnum opus que nos dejaría boquiabiertos nuevamente. Otros con pronósticos más reservados esperaban con paciencia lo que la banda tenía planeado, pero quizás en el fondo la misma banda ni siquiera estaba segura de cómo o cuando continuar una obra de tanta envergadura.

4 años de silencio precedieron lo que sería la nueva obra de Deathspell Omega, hasta que un día, de la nada, y sin anuncios rimbombantes que bombardearan las revistas y redes sociales, la banda anunciaba a través de su bandcamp un nuevo EP de 36 minutos, titulado "The Synarchy of Molten Bones". El primer trabajo después de su aclamada trilogía y el comienzo de una nueva etapa para la banda.

Vale recalcar que a este servidor también le carcomió la curiosidad de como sonaría lo nuevo de Deathspell Omega. Muchos fueron los minutos discurridos tratando de figurar un nuevo sonido que continuara con el legado de la banda y sonará al mismo tiempo innovador, con el característico sello Deathspell Omega, pero quizás para el descontento de algunos, la realidad era otra, y es que Deathspell Omega encontró un punto seguro, cómodo y definitivo en su sonido después de culminar con su trilogía y "The Synarchy of Molten Bones" corrobora este hecho.

Definir el sonido de este disco en términos de comparaciones no es del todo complicado. Un resumen bastante ameno podría ser en que sin duda "The Synarchy of Molten Bones" bebe bastante de "Paracletus" y "Fas - Ite, Maledicti, in Ignem Aeternum" o mejor aún, es una especie de "Fas - Ite" mucho más coherente, trabajado y con toques más finos que se pueden resaltar.

Los acordes disonantes marca de la casa siguen presentes, y no tarda mucho el disco en pisar el acelerador y recurrir a los irregulares patrones y enrevesados riffs ala "Obscura" de Gorguts, pero esta vez se nota una elegancia más prominente, un dominio absoluto de lo que se hace, aunque la enorme muralla de sonido nos haga pensar lo contrario. Desde el primer tema de este EP se puede asegurar que existe 0 linealidad y repetición. Los hooks y sorpresas vienen uno tras otro sin descanso para nuestros oídos, dejándonos totalmente aturdidos después de semejante embestida.

El EP tiene sin duda sus toques diferentes. Se hace notar una atmosfera mucho más pesada, oscura y brutal que entregas anteriores (para fortalecer este punto, prestarle atención a los breakdowns como el del 03:00 en "Onward Where Most with Ravin I May Meet" y del 05:40 en adelante en "The Synarchy of Molten Bones"), careciendo casi en su totalidad de momentos melódicos, aunque sin perder del todo este toque ganado en "Paracletus", pero es bastante puntual aunque efectivo. En el 05:08 de "Famished for Breath" se puede notar aún el sonido "Paracletus" con arpegios bastante calmos y controlados que nos llevan hasta el final del tema.

Otro aspecto no tan sutil y que se puede notar ipso-facto para los que han escuchado al menos una vez Deathspell Omega, es el cambio en la voz de Mikko Aspa. Sin duda su sello sigue ahí, pero esta vez su tono es más gutural, directo y profundo que en entregas anteriores, agregándole más a ese sonido agresivo y oscuro que se nos presenta en este EP. No solo es su tono más gutural, sino el doble efecto vocal que incorpora, logrando así que su voz se convierta en un instrumento más. Un aporte indispensable que nos regala resultados bastante buenos y hacen disfrutar aún más del disco.

Los temas son largos, no bajando de la marca de los 6 minutos, pero en ningún momento aburren ni defraudan. Contrario a lo que se podría esperar, todos los 4 temas que componen este EP están topados de pasajes rápidos, blast-beats a raudales, riffs veloces y camaleónicos que impactan nuestros oídos uno tras otro sin parar. Todos las técnicas y elementos ganados por la banda durante su carrera alcanzan un punto cumbre en este EP collage que no debería defraudar ni por un segundo al fan de Deathspell Omega. Sin duda que el aspecto "innovación" está algo ausente en esta nueva entrega, pero el resultado es a mi parecer excelente y remarcable, pues se nota la evolución de la banda con respecto al dominio de este particular estilo nacido de su trilogía "Si Monumentum-Fas-Ite-Paracletus".

Personalmente elijo como tema ganador al enorme epitafio de todo el sonido de la banda llamado "Onward Where Most with Ravin I May Meet", pero el EP es un trabajo excelente como un todo y no defrauda en ninguno de los cuatro temas que lo componen. Quizás el aspecto de la innovación dejo un poco que desear, pues honestamente se esperaban un poco más de sorpresas del primer trabajo de DsO no perteneciente a la anterior triología, pero no me ha dejado en lo absoluto insatisfecho y lo recomiendo sin pensarlo dos veces a los fans de las propuestas más extremas, esquizofrénicas y diferentes.

Puntuación final: 8.5/10

EP completo

Hasjarl: Guitarra
Khaos: Bajo
Mikko Aspa: Voz

Sello
Norma Evangelium Diaboli