The Faceless - Akeldama

Enviado por MetalPriest el Mar, 20/10/2015 - 17:50
1810

1. An Autopsy
2. Pestilence
3. All Dark Graves
4. Horizons Of Chaos I: Oracle Of The Onslaught
5. Horizons Of Chaos II: Hypocrisy
6. Leica
7. Akeldama
8. The Ghost Of A Stranger

Por aquí tenemos a los parientes californianos de Necrophagist y Obscura, parroquia. De entre todas las infinitas bandas del Technical Death Metal que nacieron en el siglo XXI, he aquí a una de las afamadas, de esas que alcanzaron buenos niveles de reputación (y no sin razón): The Faceless. Masters en eso que podemos llamar "Technical Metal", así de claro. A juicio personal no son los mejores, pero no se puede reprochar que estos yankis saben perfectamente lo que le hacen a sus instrumentos. Vamos, que ni los cirujanos manejan con mayor precisión su bisturí de lo que Michael Keene o Steve Jones manejan sus dedos a lo largo y ancho del mástil.

No es la primera propuesta de este estilo que cae por estos lares, ni tampoco del mismo grupo así que tampoco hace falta profundizar en demasía acerca del nivel riffero, la locura punteadora o la interminable avalancha de pulsaciones que brotan de la batería. Lo que sí es de interés es el saber que a lo largo de este debut de los americanos tenemos el trabajo de cuatro bateras, nada menos. Todos ellos de indudable talento y técnica. El resultado final de toda esta conjunción de elementos es una tormenta bastante crujiente, densa y cambiante; una retahíla de melodías, pasajes y riffs graves que vician no solo por su dureza o su dificultad, sino también por su manejo de los tempos y las armonías. Va a ser pegarle una escucha superficial y seguramente más de uno le cogerá el punto a la propuesta, esté o no familiarizado con estas ramas tan enfermas del género.

La música de The Faceless como ya dije se centra en el death técnico pero muestra influencias varias de progresivo y deathcore. Que aunque a muchos les espante el sufijo "core" (me incluyo, por cierto), reconozco que se confunde bastante con ese estilo que poseen los músicos yankis en general dentro del metal. Así que no hay más cojones gentuza, ajustaos los calzoncillos (o bragas) que esto es movidito. Toca The Faceless y su debut Akeldama, su disco más crudo y primitivo, si es que puede utilizarse ese palabro para referirse a él.

Akeldama abre con An Autopsy, y desde el minuto uno muestra ya un nivel de complejidad enfermizo. Entrar al trapo con lo que hace cada instrumento se antoja irrealizable. Sólo se puede escuchar para entenderlo, porque es una auténtica tormenta de riffs y compases, de melodías y breaks... un no parar. Y tres cuartos de lo mismo con Pestilence, que a mi gusto se hace más asequible y atractiva al oído. También All Dark Graves demuestra ser más comedida, sobre todo por el acertado uso de teclados y el bello pasaje lento que esconde.

Mención a parte merecen la dupla Horizons Of Chaos, aunque personalmente que quede con la segunda parte, una cosa no quita la otra: es un material de primera categoría dentro de los géneros que estamos abarcando en esta ocasión. Y es que me temo que tengo que insistir: The Faceless están en primera división en esto del Technical Death Metal, y el debutar así es una prueba de lo más contundente. Y eso que este debut tiene mucho deje deathcoreta... que se irá diluyendo progresivamente en sus siguientes trabajos. Siguiendo con Akeldama, ahí está Leica, que a estas alturas de la película suena un pelín redundante (sin flaquear en calidad, por otra parte). El tema homónimo de esta placa nos trae reminiscencias a Cynic y a otros grupos progresivos, y realmente es en este instante cuando "los sin rostro" nos están enseñando su verdadera cara, sus auténticas intenciones. Akeldama resume muy bien cómo planeaban sonar en un futuro próximo por aquel 2006: cósmicos, virtuosos, refinados elegantes... cuasi-perfectos. Para despedir el trabajo, The Ghost Of A Stranger despide con un nivel más estándar (dentro de lo que hay en este artefacto, ojo); porque los californianos no dejan de despellejarse las yemas de los dedos ejecutando su música en momento alguno.

La música de The Faceless no la toca cualquiera, es una raza de material que tan solo pueden perpetrar exitosamente unos pocos elegidos, y dentro de ese selecto grupo de enfermos mentales, todavía es más pequeño el círculo de bandas que realmente logra alcanzar los laureles. Porque asumámoslo: es complicado tocar a esas velocidades, con tanta progresión, técnica y virtuosismo y no sonar un tanto frío... sin alma. Pocos pueden poner sus desvaríos sobre la mesa y decir: "¡eh! somos nosotros", The Faceless consiguieron eso... pero en este álbum todavía no.

¡Ojo! no digo que por tal cosa el disco sea malo, de hecho, para muchos es una genialidad. Y personalmente pienso que poco le falta para eso, simplemente creo que lo mejor estaría por llegar con su Planetary Duality y (para los más atrapados del prog) el Autotheism. Cuatro cuernos medios para The Faceless y su primera abominación. Que sean muchas más. 8,25.

Michael Keene: guitarras, voces limpias y moduladas.
Brandon Giffin: bajo.
Derek Rydquist: voz.
Steve Jones: guitarras.

Músicos de estudio:

Nick Pierce: batería en track 7.
Navene Koperweis: batería en track 4.
Brett Batdorf: batería en tracks 1, 3, 6 y 8.
Andy Taylor: batería en tracks 2 y 5.
Michael Sherer: teclado.
Tara Keene: voz en track 2.

Sello
Sumerian Records