Foreigner - Mr. Moonlight

Enviado por keysersöze el Jue, 16/11/2017 - 14:48
1261

1.White Lie
2.Rain
3.Until the End of the Time
4.All I Need to Know
5.Running the Risk
6.Real World
7.Big Dog
8.Hole in My Soul
9.Keep Hoping
10.Under the Gun
11.Hand on My Heart

Los ochenta habían terminado. Y con ellos los tiempos dorados de los sonidos más melosos de lo nuestro. Las bandas glam, AOR o de rock duro pasaron a un segundo plano oscuro y mugriento para que estilos de los que hoy no nos conciernen (y de los que prefiero no hablar en general) concentraran prácticamente todo el protagonismo.

Y una formación como Foreigner claro está que tampoco se iba a escapar de tal hecatombe. Demasiado lejos quedaban ya esas placas legendarias con las que se convirtieron en unos grandes de todo esto. “Head Games”, “4” y “Agent Provocateur” habían pasado a los anales de la historia. Siempre en sitio privilegiado, pero parecía no haber cabida ya para este tipo de compactos. Otras sonoridades se habían establecido en el panorama. Salir al mercado con un nuevo “I Want to Know What Love Is” de turno se hubiera antojado como algo ridículo.

Tras dos obras discretitas (aunque tampoco malas, oiga) como “Inside Information” (1987) y “Unusual Heart” (1991), el regreso de Gramm era la mejor noticia que se podía haber recibido por aquellas fechas en las filas de unos Foreigner algo perdidos, todo sea dicho de paso. Y tras tres años sin nuevo material de estudio, retornaban con este “Mr. Moonlight” que nos concierne. Y que nadie espere otro pelotazo como los de antaño (hasta su regreso de 2009 no creo que alcancen dicha fita), pero como es habitual en los neoyorquinos, un plástico la mar de disfrutable el que nos ofrecen.

Foreigner son sinónimo de calidad, y un trabajo suyo siempre es una buena nueva. Pero no por ello vamos a negar que esta etapa de su trayectoria en la que nos encontramos sea inferior respecto su material sacro. Demasiado inferior.

Esta su octava placa juega el rol de ser la popera de su catálogo. Lo que no tiene porque ser malo. Uno aquí reconoce que le gusta dicho género, por lo que no se ofende cuando una formación tira por tales derroches. Siempre y cuando se haga con vocación de evolución, claro. Vale que ya en la naturaleza de Foreigner hay una alma pop intrínseca. Pero este probablemente sea su trabajo más descafeinado.

Un disco repleto de teclados, medios tiempos, piezas con mucha vocación de balada mojabragas y coros marca de la casa. Pero ojito que se trata de un plástico del que se palpa un carácter más melancólico y oscuro. Parece no estar el horno para bollos como antaño. Así como un Gramm que vuelve con unos registros más desgarrados de lo normal. Que no impide que vuelva a dar una lección como siempre. Des de la inicial “White Lie” ya podemos corroborar dichas características del compacto. Y si es que si no fuera por algún que otro detallito presente, estaríamos hablando de un plástico prácticamente desenchufado.

“Rain” sería de las más reconocibles del conjunto. Al igual que “Running the Risk” que deja un poco de sitio a una esperanza que parece no llegar en el seno de la banda. También “All I Knew to Know”, mi predilecta de las once presentes. Un corte facturado a la antigua usanza de los americanos. De los que da gusto oír. Aunque otras como “Until the End of Time” o “Real World”, pese no transmitir lo que esperaríamos de una banda de la talla de Foreigner, cumplen igualmente sus labores. “Big Dog” es de las únicas que sube un poco la distorsión y enfatiza unas baterías que echamos bastante en falta. Un corte con aires más modernos que no sale del todo mal, oiga.

Una sosa “Hole in My Soul” da paso a una “I Keep Hoping” con el clásico poso de balada AOR marca de la casa. Nunca están de más este tipo de cortes. Y suerte que “Under the Gun” anima un poquito más al personal para finalizar con una “Hand on My Heart” que pese a no ser una mala pieza nos deja con sensación insuficiente.

Para nada estamos enfrentándonos a un mal compacto. Pero de una banda de la talla de Foreigner se puede esperar mucho más. Demasiado irregular en su conjunto para atribuirle el calificativo de notable. Sí el de un buen álbum en el que echamos en falta algo más de condimentos. Como digo líneas arriba, me gusta el pop. Como también el rock, el hard rock y el AOR. El problema es que esta su octava placa de estudio queda a medio camino de todo.

Lou Gramm: Voz, coros, percusión
Mick Jones: Guitarras, piano, coros
Bruce Turgon: Bajo, coros
Jeff Jacobs: Piano, teclados, órgano, coros
Mark Schulman: Batería, coros

Personal adicional:

Duane Eddy: Guitarras en “Until the End of the Time”
Ian Lloyd: Coros
Scott Gilman: Saxo, coros
Luis Enriques: Percusión en “Real World” y “Running the Risk”
Billy Bremner: Guitarra adicional en “All I Need to Know”
Tawatha Agee: Coros en “I Keep Hoping”
Paulette McWilliams: Coros en “I Keep Hoping”
Robin Clark: Coros en “I Keep Hoping”
Randy Cantor: Guitarra adicional y teclados en “White Lie” y “Rain”

Sello
Arista