Grave Digger - Clash of the Gods

Enviado por Hawkmoon el Mar, 20/11/2012 - 00:33
1105

1. Charon (Fährmann des Todes)
2. God of Terror
3. Hell Dog
4. Medusa
5. Clash of the Gods
6. Death Angel & the Grave Digger
7. Walls of Sorrow
8. Call of the Sirens
9. Warriors Revenge
10....With the Wind
11. Home at Last
12. Saints of the Broken Souls (bonus track)

Otra aventura de Grave Digger, colega: "Clash of the Gods".

Una guerra, y de dioses, se acerca. Y, claro, los alemanes, osados, se ponen en primera fila y nos lo narran todo. Power icónico para ir cerrando el 2012.

Chris Boltendahl. Siempre al pie del cañón, constante, autoconvertido en emisario del Power teutón más Heavy Metal, más poderoso-crudote. Eterno gurú. Sin suerte, sin tanto renombre como el que puedan tener compañeretes generacionales, caso de Helloween, Rage o Running Wild, pero impertérrito, con fuelle para vivir cien vidas, convencido, como el que más, de lo que debe hacer.

Y, claro, lo que debe hacer, como todos sabemos, es darle candela al buen rugido, a la buena pataleta épico-riffera.

Dos años después de "The Clans Will Rise Again", a por más.

Ni retirada, ni rendición. No nació Chris para rendirse. Ni los fans de Grave Digger para vivir una vida metálica sin ellos.

Hacia la batalla, compadre.

Desenvaina tu acero y grita, tan alto como puedas, eso tan manido de "¡Heavy Metal!". Siempre funciona. Y da fuerzas para afrontar lo que sea.

"Charon (Fährmann des Todes)", una canción-intro que te recordará a los Rammstein más calmadetes, o a In Extremo, y en la que Chris suena realmente oscurete, aún sin sonar cañero, y ya nos metemos de lleno en "God of Terror", Power leñero, bateroso, doblebombero, y con guitarras de las que pesan doscientos kilos. Track al que los coros no le hacen ningún mal, no sobran, y le aportan canela al asunto, aunque no puedo decir lo mismo de los teclados y el rollete "stratovariusista" que la banda nos quiere colar. Material bien denso, onda Iron Savior, al que le sobran las teclas.

Seguimos repartiendo acero, regalando decapitaciones, regando el campo de batalla: "Hell Dog", batido Priest-Gamma Ray-Primal Fear, "Medusa", a lo Accept + Rage, ideal para el directo, y "Clash of the Gods", mediotiempera, con aires groovie-powermetálicos, con solidez, con una estructura que aguantará lo suyo, y en la que Chris suena desgarrador, potentorro a rabiar (como en el resto de la obra, vamos). El resto de los componentes, sobretodo Axel Ritt, que demuestra su talentazo, tanto solista (donde se sale) como rítmico, y Jens Becker, perfectos. No son músicos visionarios, no se salen de los límites establecidos, pero regalan puro Metal. Y eso, en nuestros días, es todo un logro.

Podrán gustarte o no, podrá parecerte desfasada la onda de los Digger (pues lo está)... pero el encanto, el carisma, la magia, el talento, disminuido desde mediados de los noventa (su era dorada), se sigue palpando. Ya no son reyes, ya no son matadoramente molones. Es más, la movida es repetitiva, algunos tracks te suenan, te retrotraen a eras pasadas (y mejores), no hay evolución... pero sí que hay emoción. Chris vuelca su ser en la banda, y se nota.

Aplaudo al que, contra viento y marea, sigue su camino. Digan lo que digan, se ría quien se ría.

"Death Angel & the Grave Digger" (más "ironsaviorismo"), la mega-headbanger "Walls of Sorrow", "Call of the Sirens" (épica y doomie, con salsa Gamma Ray y Blind Guardian, algo ecléctica, y con exceso de metraje) y "Warriors Revenge" (a lo Iced Earth) siguen haciendo avanzar la obra sin demasiada sorpresa, sin altibajos, aunque sin cimas. Un caminito majo, un buen viaje, pero al que desde el primer paso calamos. Grave Digger, hartos ya de no comerse un colín con su propio rollo, con su Heavy Metal aplasta-maricas, llevan años suavizando la premisa, recargando, metiendo tecladitos donde antes bastaba con un buen riff, metiendo coros donde llegaba, y perfectamente, el rugido de Chris. Grave Digger sonando a un montón de bandas. Bandas con más éxito que Digger. Es hora de alimentarse de algunos alumnos.

La breve "....With the Wind", interludio, y "Home at Last", con mucha técnica y buenas maneras, con un acertado equilibrio entre el plagio y el propio sello personal, lo aprendido, ponen punto y final a la obra. Pero si te haces con la edición especial, y pagas un poco más, te encuentras con "Saints Of The Broken Souls" como pista final. Toque árabe, un sonido modernote, poderoso, rítmico y danzante, que hechiza, que vende a los Digger más hirvientes, más chulescos (y eso que el tema ni necesita de velocidad ni de caña parda para apartarte a un lado). Un cierre majo, otra movidilla que habría firmado Jon Schaffer en un día no especialmente inspirado... pero una luz que te llama en un disco que no brilla especialmente por la de himnos venideros que trae consigo.

Buen disco de Heavy Metal. Solos, buenas interpretaciones y algún puñetazo en la mesa con ganas.

Pero así no se conservan tronos. Ni se vuelve a ellos.

3 cuernos (bajos) para "Clash of the Gods". Un disco decente de Metal. Pero poco para quienes han sido.

Pse, pse... tiene cosejas de "The Last Supper", de "Knights of the Cross", pero no será un favorito de la parroquia. Plagia demasiado. Se le el plumero. Y mazo.

Chris Boltendahl: Voz
Axel "Ironfinger" Ritt: Guitarra
Jens Becker: Bajo
Stefan Arnold: Batería
H.P. Katzenburg: Teclados

Sello
Napalm Records