Neurosis - Honor Found In Decay

Enviado por Blackened el Lun, 18/03/2013 - 23:44
1787

01. We All Rage in Gold
02. At the Well
03. My Heart for Deliverance
04. Bleeding the Pigs
05. Casting of the Ages
06. All Is Found...In Time
07. Raise the Dawn

En mala hora me metí a reseñar un disco de estos monstruos, porque Neurosis siguen siendo una de las bandas más influyentes e inclasificables que han existido jamás. Siguen meándose en las fronteras de géneros (porque no se puede decir de otro modo), y siguen tomándose su tiempo para componer. En concreto, cinco años desde el anterior Given To The Rising y como el anterior, o más bien, como todas sus obras de estudio, siguen siendo unos discos difíciles de digerir, mastodónticos y complejos como ellos solos.

Es por eso que, no resulta sencillo tener que hacer comparación con anteriores. Son de los pocos que realmente no se ponen barreras musicales de ningún tipo, y por eso es que encontramos momentos que en muy pocos grupos podríamos encontrar.

Es la paradoja de que pueden renovarse todo lo que quieran, pero siguen teniendo sus propios signos de identidad, un sonido propio que los hace inconfundibles, con ese sonido denso y muy pesado que se desarrolla a lo largo de largos temas, pues de hecho, a nadie le extrañará que los temas que bajen de los seis minutos, están en minoría.

Con esto queda resuelta la duda (aunque no creo que la hubiese) de que encontramos aquí. Ni más ni menos que una pieza un poco más evolucionada del Post-Metal de los de Oackland. Uso dicha etiqueta, que realmente nunca me ha gustado, pero mejor que usar mil etiquetas para intentar aproximarse (o si no, mirar el perfil de estos en la Metallum). Pero también, porque para bien o para mal, hace mucho que se distanciaron de los sonidos más abrasivos, propio del Sludge que se gastaban en Enemy Of The Sun, y aún así, Bleeding The Pigs, por ejemplo, es totalmente de la vieja escuela. Con la voz rasgada de Scott Kelly en la parte más "tranquila", hasta que estalla la tormenta de Metal denso y machacón, si, de ese que hará que una vez terminado el tema acabes con dolor de cabeza, suerte tienes de que la producción sea clara y limpia y no sucia...

Es una hora de material que da para mucho, si temas como la extraña Raise The Dawn, con esa base musical pesada, que contrasta con los arreglos electrónicos, y los instrumentos de cuerda orientales, también encontramos un corte como At The Well, cuyo inicio me ha recordado al proyecto acústico de Scott Kelly, más aún si vemos que dicha canción tiene cierto aire folk con la gaita que gana protagonismo, aunque para bien o mal, será la única vez que la oigamos. No son, ni mucho menos, la primera banda, ni la única, que experimenta con estos sonidos, pero Neurosis saben integrarlo perfectamente, sin que parezca exagerado, y que minutos después, el mismo tema tenga un aura absolutamente diferente, y en pocas palabras, en nada se parezca lo que escuchamos en el minuto uno, con el minuto ocho.

Por esas mismas latitudes se mueve Casting Of Ages, aunque este me parece el más flojo del álbum (que no repetitivo), por lo repetitivo que resulta ser y que no muestra apenas evolución en sus diez minutos.

Siguen, como no, los pasajes ambientales como en My Heart For Deliverance, posiblemente el tema más enfocado a las atmósferas en todo el álbum, de hecho la parte intermedia es de los mejores momentos de todo el disco, de esos que sin adjetivos nos dejan, algo que solo es digno de ellos.

Abundan los cambios de ritmo brutales, que hacen imposible confiarse, y no que puede parecer un suave tema acústico e instrumental, solo sirve para que nos destrocen vivos con una parte de auténtica locura, véase, el caótico solo de batería de All Is Found In Time que hará que los menos iniciados en estos subgéneros deseen que finalice la canción.

Sin duda el factor sorpresa es y será una de sus mayores armas, el poder mutar completamente de un minuto a otro, y si eso no pasa, ser capaz de aguantar el ritmo sin aburrirnos, no obstante, pensar que es un disco que entra a la primera, sería un error considerable, sigue sin ser apto para todos los públicos y hacen falta muchas pasadas para captar todo lo que hay aquí. No es su mejor obra, todo sea dicho, pero Neurosis juegan desde hace mucho tiempo en una liga bastante elevada, a más de una banda ya le gustaría parir una bestia como esta.

Por lo pronto, los norteamericanos siguen demostrando que tras tantos años aún siguen teniendo ideas, no se les nota atascados, nada más lejos de la realidad, si para eso tenemos que esperar otro lustro para una nueva obra, que así sea, yo no me opondré.

Dave Edwardson: Bass/Coros
Josh Graham: Artista visual
Noah Landis: Teclados/Organo/Piano/Samples/Efectos
Steve Von Till: Guitarra/Voz
Scott Kelly: Voz/Guitarra
Jason Roeder: Batería

Sello
Neurot Recordings