Refuge - Solitary Men

Enviado por Marcapasos el Mar, 12/06/2018 - 22:00
4160

1. Summer's Winter (04:28)
2. The Man in the Ivory Tower (04:57)
3. Bleeding from Inside (04:49)
4. From the Ashes (04:45)
5. Living on the Edge of Time (04:50)
6. We Owe a Life to Death (04:36)
7. Mind over Matter (04:14)
8. Let Me Go (04:49)
9. Hell Freeze Over (04:34)
10. Waterfalls (07:50)

*Bonus track*

11. Another Kind of Madness (05:49)

Tres años han pasado desde aquellos días revueltos en los que la mítica banda de Speed y Power Metal germana Rage se despidiera de André Hilgers y Victor Smolski, tras muchos años de colaboración y trabajo del que nacieron grandes trabajos del nivel de Strings to a Web (2010), un bache que el maestro Peavy Wagner sorteó prontamente con la unión a la formación del batería Vassilios “Lucky” Maniatopoulos y el guitarrista Marcos Rodríguez.
La inclusión de estos jóvenes músicos a la digna de leyenda historia de Rage no fue la única novedad que se dio entonces. Casi simultáneamente, Wagner anunció la reunión de una de las viejas formaciones de Rage, la misma que acogería a él mismo y al guitarrista Manni Schmidt y al batería Chris Efthimiadis bajo la insignia de un nuevo grupo bautizado como una de sus canciones más recordadas, “Refuge”, con la que los tres viejos amigos realizaron una gran gira.

Esta noticia supuso un impacto considerable para los fans de Rage, y no es moco de pavo, puesto que la actividad de estos tres músicos a finales de los 80’ y principios de los 90’ dio lugar a discos memorables como Secrets in a Weird World (1989) y Reflections of a Shadow (1990), sin contar algunos de los mejores LP’s de la banda en toda su historia, esos Trapped! (1992) y The Missing Link (1993) que, con honores, pasaron a la posteridad del Hevy/Power Metal europeo. La calidad de esta alineación demostró su talante y potencia en directo, por ejemplo, en la décima edición del Leyendas del Rock o Rock Fest de Barcelona en 2015.

Así las cosas, en absoluto era de extrañar que más de uno imaginara a estos Refuge escribiendo un nuevo disco con canciones originales, algo que parecía difícil de ver, ya que por el momento la banda estaba centrada al directo y a tocar temas clásicos. Sin embargo, el momento ha llegado y aquí tenemos Solitary Men, un nuevo disco editado el pasado 8 de junio de 2018 bajo el sello Frontiers Records, algo que, de seguro, los mayores seguidores de Rage ansían con ganas.

Eso sí, hay algo que debe quedar muy claro, y es que debemos olvidarnos de que lo que encontraremos in situ tenga algo que ver con el aura transmitida por Trapped! o The Missing Link, ni que se le acerque. Nada más lejos de ese pensamiento –lógico y razonable–, Solitary Men, más que nada, recuerda a los últimos trabajos de los Rage actuales, especialmente The Devil Strikes Again y Seasons of the Black.
Que el ánimo no decaiga, vaya, el CD presenta canciones que gustarán al público, y mucho, sobre todo la inicial Summer's Winter y From the Ashes, pura energía y velocidad Power marca de la casa, sin olvidarnos de las notables The Man in the Ivory Tower y Mind over Matter, manejándose los temas a través de potentes guitarras, una divergente práctica de percusión y estribillos pegadizos y fuertes asequibles para las cuerdas vocales de Wagner, siempre en ristre.

El resto del trabajo se tilda con el adjetivo de “interesante”, sin problema. Con Bleeding from Inside Schmidt elabora uno de los riffs más curiosos del compacto, mientras que Living on the Edge of Time reluce en un entramado melódico bastante más oscuro. De la misma manera, We Owe a Life to Death es una canción puramente heavy que gana justita por su sencillez, su ritmo machacón y bien desarrollado y por su subrayable solo de guitarra; aunque hemos de señalar que Let Me Go no sale tan bien parada, siendo un tema menos llamativo, más suave y animado en sus bases y bastante reiterativa en su estribillo.

En el último tramo del disco la banda ha preferido centrarse en el pasado de Rage a modo de tributo por los viejos tiempos. Así pues, finalizando el track list se encuentran Hell Me Froze Over (una reimaginación Like a Gun with a Twisted Barrel, una rareza hasta ahora inédita), Waterfalls (un denso y antiguo tema descartado que ha sido regrabado para la ocasión) y, a modo de bonus final, la injustamente poco reconocida joya Another Kind of Madness, también regrabada como merece.

Solitary Men es eso, un disco sencillo y que no busca comerse en demasía la sesera para sonar bien y cumplir con su cometido. Es una pena que, compositivamente, se acomode en los compases de los Rage modernos. Es lógico que esto no iba a sonar igual que aquellos álbumes del pasado, Peavy y los suyos han cambiado mucho en todo este tiempo, como es natural, pero sí esperaba, cuando menos, una conexión con esa era dorada de Rage, que para lo contrario ya tenemos los álbumes que se producen aun a día de hoy.

En definitiva, así está la baraja. Al final, Solitary Men no es nada del otro mundo, un disco básicamente ameno, entretenido y que no dirá nada en especial a los que no anden muy metidos en la discografía de Rage, pero que entretendrá y gustará a los seguidores acérrimos del grupo. No es la bomba de la temporada, pero… ¡Es Rage! Nunca viene mal escuchar su material, venga como venga. Y, cómo no, es un gustazo volver a escuchar a Schmidt y a Efthimiadis a tope junto a Wagner, ese talante y habilidad sí que siguen impolutos y dando la talla.

Tres cuernos medios para el disco de estos Tres Hombres, idóneo aperitivo mientras esperamos el siguiente disco de Rage.

Chris Efthimiadis / Batería
Manni Schmidt / Guitarra
Peter "Peavy" Wagner / Voz, bajo

Sello
Frontiers Records