Vintersorg - Till Fjälls

Enviado por MetalPriest el Dom, 13/09/2015 - 15:18
3457

1. Rundans
2. För kung och fosterland
3. Vildmarkens förtrollande stämmor
4. Till fjälls
5. Urberget, äldst av troner
6. Hednad i ulvermånens tecken
7. Jökeln
8. Isjungfrun
9. Asatider
10. Fångad utav Nordens själ

Desde que Bathory editó el Hammerheart, el mundo del metal en Escandinavia se vio forzado a una metamorfosis. Era solo cuestión de tiempo que las ramas más extremas de nuestro género volvieran la mirada al pasado nórdico vikingo de sus ancestros. A lo largo de los años noventa fueron lloviendo bandas de Black Metal que se centraron en estas temáticas, pero poco a poco fueron más allá tomando un rumbo más cercano al folk. Así nacía el Pagan (o Viking), y el Folk Metal. Etiquetas que suelen entremezclarse muy a menudo.

Hay que destacar de entre todos los grupos que aparecieron por aquellos años al característico Vintersorg y su proyecto solitario, con el que se ganó mucha fama a lo largo de los años, manteniendo férreamente su esencia nórdica. Cuando uno escucha las voces del propio Vintersorg, no puede evitar pensar en grupos como Borknagar o más en especial Storm o Isengard (a pesar que musicalmente tienen más que ver con los primeros), y es que no podemos olvidarnos de una cosa: el folk escandinavo es el folk escandinavo, y el estilo de canto no deja de ser comparable en cierta medida.

Lo gracioso de este grupo, es el compendio entre ramalazos blackers, instrumentaciones folkies y sutiles dejes sinfónicos; mezcla que al final da como síntesis una propuesta bastante única. Y es curioso, porque no será por bandas clónicas en el panorama del Viking/Pagan Metal... desde luego lo que salva a Vintersorg de no ser "un grupo más" en esta escena, es el autocontrol, ese inteligente manejo de las composiciones y sobre todo los instrumentos que dan como resultado una música bastante "true", que no anda tocando las bolas con gaitas ni panderetas ni leches. Aquí con unas guitarras acústicas, unos arreglos de teclado y el canto adecuado ya queda bien perfilada la propuesta. Vamos: que sigue sonando heavy, potente... y solemne, ¡joder! No es música para desfasar en la feria medieval del pueblo de al lado ni tampoco para bailar como un punkarra mamado en el garito rockero de tres calles más abajo, es de esas creaciones que invitan a acomodarte y desatar la imaginación, o mejor todavía: pegarte un paseo por el monte, por el parque o por el paseo marítimo y contemplar el paisaje, la naturaleza y... seguir dando rienda suelta al ingenio. De eso va el asunto.

Till Fjälls es el álbum debut de Vintersorg y cía, y es para la mayoría del personal el mejor álbum de toda su carrera, y a lo tonto... ya van nueve en sus veinte años de historia. Vamos... "que no es cosa menor. Dicho de otra forma: Es cosa mayor". Supongo que el secreto del éxito de Till Fjälls radica en su poso clásico, con esa portada (tan Nordavind de Storm), los arreglos; perfilados al milímetro... incluso el uso de voces femeninas y compases marciales; tan exitosos en los primeros trabajos del género.

Una vez se pulsa el play, Rundans transporta oníricamente al oyente hasta la furiosa "För kung och fosterland", más gélida e intrépida. Lo que más me llama la atención es el guiño a la pieza "In The Hall Of The Mountain King" de Edvard Gieg, que también sería tomada prestada un año más tarde por los folkarras finlandeses Finntroll en su (también) debut Midnattens Widunder. El álbum no comienza nada mal, pero es en la aventurera "Vildmarkens förtrollande stämmor" donde al menos a mí me ganan ya de por vida. Sensacional.

También están los emotivos teclados de "Till fjälls", conjuntados con intrépidos riffs (todo ello creado por Vintersorg). Choca mucho saber que la percusión está hecha con una batería programada, por lo fresca y realista que llega a sonar. De un modo u otro, ahí va otro clásico de la banda. Y es que este disco podría decirse que crea escuela, alejando la idea del Pagan del sonido cuasi-doomico del Hammerheart de Bathory y no obstante conservando la solemnidad y belleza. El género se va moldeando... Enorme Till fjälls.

"Urberget, äldst av troner" y "Jökeln" también conservan sus dósis de Black Metal, y aún así tienen unos detalles compositivos extremadamente elegantes que nos dejan bien claro por dónde van los tiros con Vintersorg. Ambas canciones, separadas por el piano y el frío de "Hednad i ulvermånens tecken", el cual nos recuerda al comienzo de la canción "Till fjälls".

¿Y cómo olvidar las voces femeninas de Cia Hedmark y las acústicas en "Isjungfrun"? Track cargado de magia y de guitarras similares a las de (una vez más) "Till fjälls". Otro gran capítulo de este artefacto. Para ir finalizándolo, ahí tenemos "Asatider", que es probablemente el capítulo más belicoso que nos encontraremos en este debut del sueco. Lo más curioso que tiene, es el solo de guitarra (Andreas Frank) que suena más rockero que heavy. Y por último "Fångad utav Nordens själ" aporta las últimas pinceladas, a modo de resumen de toda la travesía: coros grandilocuentes, voces femeninas, flautas comedidas, teclados, acústicas y unas eléctricas cargadas de fuerza. Así se cierra uno de los diez discos más representativos e influyentes del Pagan Metal a mi modo de ver.

Vintersorg fueron, son y seguramente por siempre serán unos grandes dentro de su nicho musical. Que hoy por hoy no tengan nada realmente nuevo que aportar a la escena es otra cosa, pero habiendo creado discos como el Visions From The Spiral Generator, Ödemarkers Son y este Till Fjälls... ¿es necesario exigirles algo más a parte de ser consecuentes con su legado y mantener cierto nivel de calidad e identidad? Yo creo que no.

Puntuación: Un 9,0 y cinco cuernos justos (o cuatro enormes), para uno de los álbumes del metal vikinguesco más importantes del panorama. Grande Vintersorg; sólo claramente inferior a Bathory en rango, y equiparable a otros proyectos como Storm, Isengard, Borknagar o Windir.

Con la colaboracón de terceros como Nils Johansson (en el sonido), Jens Rydén (diseño) o el jodido sello Napalm Records moviendo los hilos, no podía salir algo mínimamente desechable a finales de los noventa.

Vintersorg: voces, guitarras, bajo, teclados.

Músicos de estudio:

Vargher: teclados, batería programada.
Nils Johansson: teclados.
Andreas Frank: solos de guitarra (tracks 2 y 9).
Cia Hedmark: voces femeninas (tracks 8 y 10).

Sello
Napalm Records