Headhunter - Parody of Life

Enviado por Witchfyre el Jue, 26/08/2021 - 01:07
Headhunter

1. Parody of Life (3:54)
2. Ease My Pain (04:00)
3. Plead Guilty (04:50)
4. Kick over Your Traces (06:52)
5. Force of Habit (03:40)
6. Caught in a Spider's Web (03:05)
7. Cursed (04:26)
8. Crack Brained (04:05)
9. Trapped in Reality (05:12)

Álbum completo: YouTube

Ahora que Mike Sifringer ha abandonado Destruction después de 39 años de carrera, me parece un momento más que oportuno para plantear cierta reflexión. En 1989, tras un cojonudo Release from Agony, Schmier era expulsado de Destruction para “abandonar" a Mike al frente de la maquinaria en solitario y afrontar una turbulenta década de los 90 que nos dejaría un buen Cracked Brain y varios excrementos de los que la propia banda hoy reniega (cosa que no me extraña) y que habitualmente obedecen al nombre de “neo-Destruction". Las preguntas que me asaltan hoy son las siguientes… ¿Quién encarna la identidad de la banda entonces? ¿Tiene sentido la continuidad de una banda que no ha mantenido ni un miembro estable a lo largo de toda su carrera? ¿Debería Schmier seguir adelante tras la salida de Mike Sifringer con tres miembros “random" cualquiera?... Y más importante todavía, ¿a alguien le interesa lo que puedan aportar Destruction al mundo de la música a partir de ahora? Queda sembrado ahí un debate que seguramente no tiene solución, dado que no hay nadie que tenga más derecho a hacer lo que le venga en gana con el nombre de una banda que el propio músico, pero siempre he pensado que nosotros, como seguidores, sí tenemos derecho a expresar nuestra opinión en forma de apoyo incondicional o indiferencia suma. Personalmente, si yo ya no estaba muy al tanto de lo que Destruction podían ofrecer en los últimos años, esta puede ser para mí la palada de tierra que sepulte a la banda de manera definitiva…

Perdonad por la digresión, igual no venía a cuento, pero me apetecía soltarlo. Ahora, la pregunta es… ¿Y a qué anduvo el bueno de Marcel Schirmer después de que lo pusieran de patitas en la calle? Pues el tío parado no se quedó, pronto armó una formación de enorme potencial y dio respuesta a Cracked Brain con este cojonudo Parody of Life que salía a la calle apenas tres meses después. Como en todo divorcio, ¿quién se llevó la mejor parte? Aunque en un principio la custodia y, por tanto, la fama se la llevó Mike con su primer golpe, que en el fondo no era más que el álbum en el que ya estaba trabajando con el propio Schmier antes de su partida, la consistencia y calidad musical fueron a parar del lado de Marcel y sus Headhunter. No tengo muy claro cuál de los dos de 1990 me gusta más (creo que me inclino ligeramente por este) pero, si tenemos que tomar como referencia su evolución posterior, el ganador de la contienda fue a todas luces el entonces rubio vocalista y bajista.

¿Y de quien se rodeó para la ocasión? Nada mal, oiga, ya que lo vemos alineado junto a todo un Jörg Michael, enredado de aquella con Rage, Mekong Delta, Axel Rudi Pell y Laos, y un menos conocido Uwe “Schmuddel" Hoffmann, que igual os suena de esos Talon que traje por aquí hace bien poco (a los dos que leyeron la reseña al menos). Siguiente pregunta… ¿Siguieron estos Headhunter la línea de thrash en proceso de tecnificación que iban marcando Destruction o se dejó Schmier empapar por el pasado “melódico" de sus nuevos colegas? Quizás más esto segundo, aunque Headhunter nunca dejan de sonar a Destruction, especialmente por ese característico aullido de nuestro afamado pizzero. Pero sí, definitivamente Headhunter podrían erigirse como una logradísima mezcla entre la brutal intensidad de Destruction y la armonía metálica de Rage.

Schmier canta mejor que nunca y no es que yo sea un gran seguidor de sus tareas vocales, pero el tío ha crecido un montón desde aquel lánguido gruñido de Infernal Overkill. Como viene siendo costumbre, lo de Jörg Michael es una exhibición de fuerza. El colega Joerg es como un batallón de Panzer (guiño a la última aventura musical de Schmier incluido) aplastando el bosque de las Ardenas. Si bien siempre lo he visto poco imaginativo con las baquetas, pocos rivales le encuentro yo con los pies dentro del metal más clásico. La intensidad que consigue imprimirle al álbum, siendo Headhunter una banda mucho más melódica que Destruction, es tremenda. Y el amigo Schmuddel, como en Talon, tampoco es que nos vaya a dejar con la boca abierta, pero despliega un más que cumplidor arsenal de riffs, arreglos y solos a lo largo de los 40 aprovechadísimos minutos de Parody of Life.

Aprovechadísimos porque no hay ni un segundo de desperdicio… bueno, miento, algo hay. ¿De quién fue la “brillante" idea de meter ese sonido de mierda durante el estribillo de Force of Habit? Seré un puto amargado, pero nunca he comprendido esa faceta socarrona presente en buena parte del metal alemán. Vale, lo compro en Tankard, es fundamental en su identidad musical y lo mezclan con una sana agresividad que acaba definiendo una personalidad de lo más carismática. Sin embargo, ¿era necesario? ¿Mejora en algo el tema? Sinceramente, lo dudo pero, afortunadamente, salvo aquí y en la intro del tema título, no vuelve a aflorar esta frivolidad teutona que tanto me desagrada (alguna “cagarruta" suelen salpicar en cada álbum). Por lo que resta, el propio Force of Habit es un temazo y así cualquiera de las otras ocho que os vais a encontrar. No dudéis un segundo al respecto, paso de hablaros de ellas una por una.

¿Detalles curiosos? Por ahí tenemos a Kai Hansen marcándose el solete de Cursed sin que tampoco vayamos a notar gran diferencia y alguien ayuda a Schmier con el estribillo de Caught in a Spider's Web, Schmuddel asumo, aunque no suene para nada como al de Talon. Ah… y quizás el mejor tema de todos se llama Crack Brained, dudo que por mera casualidad. Lo cierto es que se salen los tres en esta. ¿Producción? Parody of Life suena como un auténtico misilazo gracias a la expertísima mano de un Kalle Trapp más que curtido a base de metal a aquellas alturas. Quien no sepa quién es este hombre, que busque en la red. Todo está empaquetado con una precisión y contundencia asombrosas, aunque estoy segurísimo de que el nivel de los músicos tiene mucho que ver en esto, es algo que os diría cualquier ingeniero de sonido.

Dos más llegarían en los 90 bajo esta encarnación y otro más después de su reunión hace “tan sólo” 13 añitos… parece que fue hace unos meses. Ninguno es malo, aunque este me parece el mejor, con diferencia. Fans del metal alemán con pelotas, no os lo penséis, Parody of Life es uno de los mejores álbumes de su estilo que posiblemente aún no hayáis escuchado. Ya sabéis, Destruction, Rage, Kreator, Grave Digger, Risk, Sodom, Running Wild, Paragon, primerísimos Blind Guardian… algo ahí en medio de toda esa mierda que se le daba tan bien a los alemanes entre finales de los 80 y principios de los 90. Resulta complicado ser más heavy que esto, no es coña. Cuatro cuernazos para Schmier y sus Headhunter.

8,5/10

- Schmier: voces, bajo
- Schmuddel: guitarras, piano, coros
- Jörg Michael: batería

Músicos invitados:
- Kai Hansen: guitarra (Cursed)

Sello
CBH Records