Steelhouse Lane - Slaves Of The New World

Enviado por Gibson el Jue, 06/02/2014 - 14:30
3218

Si nuestro afán siempre ha sido devorar auténticas joyas del Hard-Rock melódico, déjame decirte que no podemos obviar jamás el segundo discazo que se marcaron, finalizando la década de los 90s, los Steelhouse Lane con su básico y totalmente imprescindible "Slaves Of The New World".

Y es que el asunto, que hoy tenemos entre manos, no es tratar de dilucidar si Steelhouse Lane debió pertenecer al escalafón de los más grandes del género en base a su propuesta, sino el total convencimiento de que este álbum tiene similar calidad musical que cualquier trabajo discográfico reconocido como esencial, dentro del ya mencionado estilo. Y esa certeza solo se puede constatar dándole unas escuchas a este excelente "Slaves Of The New World".

Steelhouse Lane, grupo que lideró el guitarrista y compositor Mike Slamer, solo tiene en el mercado dos discos, este "Slaves Of The New World" y el debut (editado un año antes) titulado "Metallic Blue", que contenía temas versioneados de otros grupos, y donde a su vez Mike Slamer participó como co-escritor original de dichos temas. Así, en aquel debut, se incluían el "Metallic Blue" y "Can't Fight Love" de los House Of Lords, el "Dr. Love" de Hardline y el "Fire With Fire" de Tower City, entre otros...

Fué ya con este segundo trabajo discográfico cuando el grupo entregó sus propias composiciones, resultando un álbum que sabe mostrar un indiscutible atractivo en base al notable nivelazo que exhibe a lo largo de sus once temas. De esta manera encontramos en él buenos arreglos, cuidadas melodías en el plano interpretativo que atrapan fácilmente al oyente y, en general, temas bien elaborados en todos los aspectos. A todo ello hay que unir la magnífica y adictiva voz de Keith Slack, perfecta para el Hard-Rock de corte melódico, y el soberbio trabajazo que se marca Mike Slamer en las seis cuerdas.

Y es que ya, desde el inicio, con "Give It All To Me" se aprecian bastante las buenas maneras que derrochan estos Steelhouse Lane, en un corte donde destaca impecablemente Mike Slamer en las seis cuerdas, con unos muy logrados riff y solo de guitarra, y cuyo punto culminante llega hacia el final del tema con un sublime fraseo en la misma. No podemos olvidar la interpretación de Keith Slack, con una línea vocal bastante conseguida en su definición.

Algo más dinámica nos llega la guapa "Find What We're Lookin' For", donde se incluye el sonido de los teclados (de una manera complementaria, sin que llegue a tomar demasiado protagonismo) y donde las melodías hardrockeras abarcan la mayor parte de un tema que no decae en interés y disfrute en ningún momento.

A pesar de que el álbum muestra una buena línea de regularidad, en cuanto a su nivel de calidad, encontramos algunos puntos más altos dentro del mismo... Y uno de ellos es la balada "Son Of A Loaded Gun", con una cierta onda sureña en sus estrofas acústicas y bien interpretadas por parte de Keith Slack, derrochando bastante sentimiento. Pero la clave del tema es su amplio estribillo (con su pegadiza energía mediotiempista), que es lo que hace engrandecer descaradamente a este tercer corte del disco.

Más intimista se presenta el medio-tiempo "Turn Around", nuevamente con una gran calidad en la realización vocal del tema y perfectamente complementado por su sección instrumental, donde vuelve a descatar la más que evidente coherencia melódica de Mike Slamer en la guitarra.

El homónimo "Slaves Of The New World" -que una vez más mantiene el listón muy alto- nos muestra la solvencia compositiva y la solidez interpretativa del grupo, en un tema que sabe sonar muy fresco y novedoso dentro del género hardrockero.
El segundo tema lento del álbum nos llega con la mágica "All I Believe In" y que pese a su duración (siete minutos), no le sobra ni un solo segundo del mismo. Un corte donde Keith Slack se vuelve a reivindicar como un vocalista talentoso no solo en el terreno rockero, sino también en el baladístico.

Con un riff de un claro sabor festivo y las acostumbradas melodías vacilonas, en una línea positivista, se presenta la siguiente "In Too Deep" que nos retrotrae a la década ochentera, quizás con bastante sencillez compositiva pero igualmente muy efectiva en su definición interpretativa.
Nuevamente la perfecta compatibilidad entre los teclados y el ritmo guitarrístico hacen acto de presencia con "The Nightmare Begins", donde tenemos que destacar su buen estribillo apoyado por coros, en un tema que nos vuelve a mostrar la calidad de la que hacen gala estos Steelhouse Lane.

La genialidad creativa del grupo no decae, y se corrobora en la muy conseguida "All Or Nothin", con un cierto tufillo bluesero en su inicio y encajando magníficamente en el tema su elegante estribillo melódico interpretado en una línea mediotiempista.
Más claramente enfocada a las radiofórmulas -y con una obvia simplicidad, que no por ello carente de calidad- nos llega "Seven Seas", con su pegadizo estribillo, y que sabe ofrecer una atractiva variedad al conjunto del álbum.

El cierre nos llega de la mano de "Where Are You Now", con otro destacable trabajo en la seis cuerdas por parte de Mike Slamer, y que junto a las habituales melodías refinadas, con mucha esencia preciosista, resultan un excelente colofón al segundo y último álbum editado (desafortunadamente para nosotros) en la corta carrera de este grandioso grupo.

En definitiva, discazo el que se marcaron los Steelhouse Lane con esta joyita titulada "Slaves Of The New World", con varios argumentos -de un notable valor- en su planteamiento musical que atrapan al buen seguidor del género desde su primera escucha, y que no tiene absolutamente nada que envidiarle a otros trabajos análogos (dentro del estilo Hard-Rock melódico) que siempre han destacado en el tiempo por su gran calidad.

4 horns muy altos.

Keith Slack: Voz
Mike Slamer: Guitarra, Teclados
Chris Lane: Guitarra
Alan Hearn: Bajo
DeWayne Barron: Batería

Sello
MTM Records