Tarzen - Tarzen

Enviado por El Marqués el Vie, 26/08/2016 - 19:16
3845

1. Taboo
2. Pack Rules
3. Running with the Wrong Guys
4. Love you Wild
5. Shout that Name
6. Tarzen
7. The Hills Have Eyes
8. Drum Talk
9. Jungle Muscle
10. Tribal Man

Deben ser uno de los grupos más olvidados de la historia, pero Tarzen protagonizaron el segundo gran asalto dentro de la escena heavy española de los 80 hacia la conquista del panorama internacional, en aquella primavera del 86 en que se marcharon a EEUU para girar con Twisted Sister y Dokken en los días de “Come Out and Play” y "Under Lock and Key" respectivamente.

La primera piedra la colocaron los Barones al actuar en Reading y editar su “Volumen Brutal” en inglés, Obús contaron con todo un Adrian Smith participando en un tema de “El Que Más”, Evo se irían a grabar a Londres, Niágara lo intentarían con “Now or Never”…Pero el salto de Tarzen en aquel momento era algo casi imposible de superar.

Y eso que ni hacían heavy propiamente dicho ni eran un grupo 100% nacional, pero se formaron en Madrid y la presencia de Salvador Domínguez, el virtuoso hacha de Banzai, identificaba el proyecto con nuestra escena.

Sabiéndose libre, enzarzado en alguna que otra trifulca verbal con compañeros de otras bandas como los propios Barones, Salvador unió fuerzas con los hermanos Michael y Danny Peyronel, ambos de nacionalidad argentina que venían de tocar entre otros con los Riff del desaparecido Pappo, todo un jefazo del Metal de los 70 y los primeros 80 en el país sudamericano, y con el bajista Ralph Hood, quien tampoco era un novato pues venía de tocar con Grand Prix, banda inglesa de segunda fila del Hard pre NWOBHM por la que también pasaron Robin McAuley y los actuales integrantes de Uriah Heep Bernie Shaw y Phil Lanzon.

Danny Peyronel también estuvo relacionado con otra leyenda del Rock inglesa, nada menos que UFO. Antes de que el mítico Paul Raymond congeniara con Phil Mogg, Pete Way, Schenker y Andy Parker, el argentino tocó los teclados en “No Heavy Petting”.

Con tales credenciales sólo podía esperarse buena música del nuevo proyecto, y vaya si nos la dieron en su homónimo “Tarzen” en 1985, un disco de Hard Rock muy a la europea –los nombres de Def Leppard, Krokus o los MSG de Graham Bonnet acudirán a tu mente en varios momentos de la escucha-, si bien pueden recordar igualmente a bandas americanas como Helix, los Mötley de “Too Fast for Love” y “Shout at the Devil”, los Aerosmith más cañeros y vacas sagradas como AC/DC o Maiden (en alguno de los solos y armonías del guitar hero madrileño).

Diez canciones fuertes y directas, con una base muy guitarrera (los teclados solo destacan en un par de canciones de la antigua cara B), buena producción -fue grabado en un estudio inglés propiedad de Jimmy Page-, un Danny Peyronel excelente a las voces, comandando a un cuarteto que suena compacto y engrasado como si llevaran tocando juntos desde la década anterior, y nuestro Salva en estado de gracia.

El trío inicial de temas es soberbio, “Taboo” es un zarpazo que demuestra cómo debe presentarse una banda, “Love you Wild” y “Jungle Muscle” son medios tiempos muy machacones y potentes, elevados ambos por el gran hacer de Salvador, “Drum Talk” suena muy a Def Leppard con punteo Maiden, en otras como “Tarzen” o “The Hills have Eyes” no paran de rockear, “Tribal Man” cierra el disco con gran estilo, y por encima de todas ellas, “Pack Rules”, con su sabor AC/DC -ese pellizcado sobre las cuerdas al estilo “Put the Finger on You” o “Sink the Pink”-, el precioso y eufórico solo central, y el hiper pegadizo estribillo, factores que me han hecho pensar siempre que la vida es injusta. Esa canción tiene madera de himno levanta estadios.

La gira con Twisted Sister fue cubierta ampliamente por la prensa especializada en España, el Popu editó incluso un especial sobre ello del que hoy día deben quedar tres o cuatro ejemplares en el altillo del armario de otros tantos veteranos metal heads (yo perdí el mio hará más de 25 años), pero como si ni ellos mismos se lo hubieran terminado de creer desaparecieron. Otro buen disco con menos encanto, “Madrid”, en 1989, ya sin Ralph Hood, y de ahí al olvido.

Salva siguió aprendiendo cosas sobre el negocio, entre ellas el plantar cara a los estrellones internacionales, y hace poco en un concierto nos contaba cómo había coincidido con Manowar ¡en 1992, el tour del álbum de la Guerra de Troya! y junto a su segundo guitarra había plantado cara a DeMaio y Adams ante alguna salida de tono de los supremos Warriors of Steel.

Todo un guiño a sus compañeros de gira Twisted Sister, de quienes aún se recuerdan los cruces de declaraciones y llamadas al combate para darse de hostias con los autores de “Into Glory Ride”.

Rescatad aunque sea por un día el debut de Tarzen que es un tesoro único en el Hard Rock de los ochenta.

Danny Peyronel: Voz y Teclados
Michael Peyronel: Batería
Ralph Hood: Bajo
Salvador Domínguez: Guitarra

Sello
Atlantic