Watain - Sworn to the Dark

Enviado por Hawkmoon el Mar, 18/12/2012 - 21:56
2600

1. Legions of the Black Light
2. Satan's Hunger
3. Withershins
4. Storm of the Antichrist
5. The Light That Burns the Sun
6. Sworn to the Dark
7. Underneath the Cenotaph
8. The Serpent's Chalice
9. Darkness and Death
10. Dead but Dreaming
11. Stellarvore

Tercer trabajo de Watain: "Sworn to the Dark".

Los suecos, blackers de nivelón, técnicos y con mogollón de alma (negra, claro), ya habían demostrado su talento al escupir el cojonudo "Rabid Death's Curse" y el potentorro-místico "Casos Luciferi"... y como no hay dos sin tres, ala, a completar una trilogia matadora.

El espíritu de los ancestros, los primeros reyes de las tinieblas nórdicas, vive en el sonido del combo. Y lo hace con estilo, sin intuirse demasiado rollete clon. Watain tienen su personalidad, su sello. Y eso es mucho, eso es oro, en un mundo tan dado a la repetición de esquemas como es el del Black Metal.

Sonidote denso, bien atmosférico, del que te sabe envolver bien, del que te hace suyo en muy poco rato. Se intuye, y de buenas a primeras, a poco que controles el cotarro, que Watain no son moco de pavo. Magia, colega. Una banda declaradamente fiel a las formas, al credo, e intensa y dolorosa. Puro azote, pura blasfemia. Onda molona de narices.

Se abre el pórtico infernal, macho. Échale cojones y da el primer paso. No todos los días uno conoce el mal puro. Siempre cunde eso de conocer nuevas movidas, ¿no? Nada mejor que un poco de maldad, de toque obsidiano en el alma, de hielo en el corazón.

"Legions of the Black Light", la primera animalada de nivelón, con sonidete y tufillo "mayhemista" en sus primeros latidos, se pone, y pone, las pilitas que da gusto. Riffeo malsano, hora de crujirse el cuellote. Tienes de todo en el track, hermano: mediotiempismo vacilón, rollete épico-cimmerio, mirada al pasado, pura tiniebla, machaque instrumental, vozarrón cavernoso-huraño... lo que quieras. Controlan de puta madre el reino blacker, y hacen más grande su sonido a base de sonar thrashero-volcánicos, pecaminosos y con poso "dissectionista".

La compacta "Satan's Hunger", la instrumental "Withershins", "Storm of the Antichrist" (Marduk + cotarro Bay Area) y "The Light That Burns the Sun" (otra con la que perder, literalmente, el cabezón) nos dejan ante "Sworn to the Dark", similar en estructura e intenciones al primer track, pero con toda la mala leche que la banda nos ha regalado con "Storm of the Antichrist", unas baterías que no se conforman solamente con herir y una sección "mediotiempera-lovecraftiana" abismal que le pondría los huevos por corbata al más valiente del lugar.

"Underneath the Cenotaph", que comienza melódico-hipnótica y acaba convertida en otra criaturita altamente belicosa, y mortalmente cabrona, también mega-Marduk, militar y bombardeadora, incansable desde que decide que nuestra vida sobra, se establece como una de las mejores del trabajo. Todo ensamblado, viajando juntos a la velocidad de la luz, directos a, seguro, algún lugar sacrosanto. Bondad en llamas en cuestión de segundos. Brutalidad elegante-pegona. Suenan que atruenan, sólidos, y no se pierden rascando, sin ton ni son, buscando lo facilón, el alarido salvajo-casposo. Watain suenan a clásicos, pero con una pegada y una clase muy de nuestra era. Tocan de lujo y se meten a saquear aldeas. No son bárbaros al uso, no son gilipollas con camisetas de Immortal que se creen que su mierda no huele.... son eruditos. Imagina el mal con coco. Neuronas al servicio de Satán. Tengo Miedo.

"The Serpent's Chalice" se abre, tal y como todo lo demás, con calidad y misterio, buscando desde el principio el interés del oyente, metiendo en situación. Toque Immortal, era "Damned in Black", también toque primeros Dimmu, con un bajo aventurero, mogollón de sentimiento y soltura heavy-metálica y melódica. Carisma decapitador... todo un vaivén épico-torturador. No basta con una escucha. Quiero más. Me la vuelvo a meter en vena y sigo.

"Darkness and Death", otra instrumental, "Dead But Dreaming", y llegamos al final de la fiesta: "Stellarvore". Ya que se acaba, ala, se cierra la obra a lo grande. Marmórea, hímnica, lentorra (con trampa)... mágica. Un obelisco en medio de la puta plaza del pueblo. Una piedra negra rodando y rodando... y hacia el portalote de Belén. El asno ya se las pira y la vaca pone cara de "se acabó". Puré de mesías. Mola.

Black Metal de putísima madre. Sincero, cañero, cojonudamente bien tocado, técnico-decidido, diseñado para destruir pasados iconos. Respeto total ante Watain, colegas. Grandes.

4 cuernos (medio-altos) para "Sworn to the Dark".

De los mejores cachorros que han tenido los vikingos noventeros. El futuro tenebroso-gélido tiene nombre. El mañana ya tiene paladines.

Mayhem y Satyricon son un chiste. Emperor duermen eternamente. Immortal necesitan aliados "true".... y un reemplazo.

Erik Danielsson: Voz y bajo
Pelle Forsberg: Guitarra
Håkan Jonsson: Batería

Sello
Season of Mist