Xandria - Sacrificium

Enviado por Vesper Lynd el Jue, 03/12/2020 - 22:19
4652

1."Sacrificium" - 10:07
2."Nightfall" - 3:56
3."Dreamkeeper" - 4:36
4."Stardust" - 5:33
5."The Undiscovered Land" - 7:22
6."Betrayer"- 6:06
7."Until the End" - 5:39
8."Come with Me" - 4:56
9."Little Red Relish" - 4:32
10."Our Neverworld" - 3:46
11."Temple of Hate" - 5:50
12."Sweet Atonement" - 4:14
13."The Watcher"(Bonus Track) - 4:43

Disco Completo

“Sacrificium” (2014) fue el primer álbum de Xandria con la vocalista holandesa Dianne Van Giersbergen, quien reemplazó a Manuela Kraller, que había abandonado la banda en el 2013. Este disco obtuvo excelentes críticas de parte de las revistas especializadas. El primer tema del álbum es “Sacrificium”, de diez minutos de duración. Comienza con el piano, los violines, los coros, las guitarras y las baterías aceleradas, y después aparece la voz de Dianne, cantando en el registro operístico. Es una gran vocalista, pero aun así yo pienso que no supera a Manuela Kraller. A pesar de su extensa duración, no me impresionó, es un buen tema, pero sale perdiendo en creatividad y originalidad si lo comparamos con canciones de Nightwish, por ejemplo.

“Nightfall” fue el primer single, a pesar de la voz lírica tiene un estribillo pegadizo y más accesible, aun así, manteniendo el estilo sinfónico. Una canción correcta y bien lograda. Ya “Dreamkeeper” es un medio tiempo accesible, en el que destacan la voz de la cantante, las guitarras y los teclados. Me recuerda a los singles de Nightwish “Nemo” y “Bless the Child”.

Por otra parte, “Stardust” empieza con un riff pegadizo de guitarra, es más pesado que la anterior, con unas guitarras y batería veloces y aceleradas. Dianne hace un trabajo magnifico a las voces, es uno de los temas más cañeros y pesados del álbum.

Después sigue “The Undiscovered Land”, que es una balada preciosa con influencias folk en la que destacan las flautas y los violines. “Betrayer” es de las canciones más metaleras y pesadas, con una guitarra y batería veloces y agresivas. La vocalista hace una interpretación maravillosa a las voces, acompañada de los coros y la orquesta.

También destacaría, “Come With Me” que me recuerda a los temas más accesibles del “Century Child” de Nightwish. Es una canción buena en la que Dianne utiliza un registro suave, pero no es impresionante. Llegando al final, aparece “Temple of Hate”, que arranca con una melodía muy bonita de los violines y luego adquiere mayor velocidad, con ciertas influencias folk. Como era de esperarse, hay una balada: “Sweet Atonement”, en la que Dianne canta en su vertiente más suave y melódica, acompañada por los violines, el piano y la orquesta.

Muchos consideran que “Sacrificium” es la obra maestra de Xandria, pero yo no estoy de acuerdo. Si bien es superior al siguiente y último disco que sacaron con Dianne, “Theater of Dimensions”, no es un álbum que se merezca 5 cuernos. Es un trabajo muy sólido de metal sinfónico, con buenas canciones, algunas más destacables que otras, a ver, todo está correcto: la voz de Dianne, la orquesta, los coros, la guitarra y las dosis de agresividad metalera combinadas con la música clásica.

El problema es que este álbum no conmueve ni emociona, todo lo que escuchamos aquí ya lo vimos cientos de veces, discos como “Wishmaster” de Nightwish, “The Silent Force” de Within Temptation y “Consign to Oblivion” de Epica le ganan a “Sacrificium” en sentimiento, emoción, complejidad y creatividad. Reconozco que Dianne Van Giesbergen hizo un trabajo fantástico a las voces, es un buen reemplazo para la alemana, pero es demasiado técnica para mi gusto y considero que no supera a su antecesora. A pesar de todo, en este disco hay canciones interesantes, como “Stardust”, “The Undiscovered Land” (con sus influencias folk), “Temple of Hate” con esos violines tan simpáticos, o la cañera y agresiva “Betrayer” pero el resto peca de linealidad, demasiados medios tiempos y apostar por lo seguro para agradar a los fans.

Xandria es una banda que fue muy perjudicada por su incapacidad de conservar a sus vocalistas (ya pasaron cinco en total) lo que provocó el odio y la ira de sus fanáticos por los malos tratos que ocasionaron la salida de Dianne, por ejemplo. Perdieron a una buena cantante como la holandesa Van Giersbergen por su afán de enriquecerse a costa de su salud, y por pésimas condiciones laborales, el mismo motivo por el cual Manuela Kraller los abandonó. Dianne se fue la banda en 2017 y hasta el día de hoy no tienen vocalista femenina ni dan la impresión de querer continuar como banda.

Por último, recomiendo este disco para los fans del género y de bandas como Nightwish, Epica y Within Temptation. “Sacrificium” tiene buenas canciones, una excelente producción (a cargo de Sascha Paeth) y una talentosa vocalista que estos muchachos no supieron conservar y valorar. Mi puntuación es de 8/10, 4 cuernos.

Dianne van Giersbergen – Voz
Marco Heubaum – Guitarra y producción
Philip Restemeier – Guitarra
Steven Wussow – Bajo
Gerit Lamm – Batería

Músicos adicionales

Amanda Somerville – Narración
Mark Burnash – Narración
Ben Mathot – Violín
McAlbi – Flauta irlandesa
Johannes Schiefner – Gaitas
Jonas Pap – Cello
PAdam Chamber Choir – Coro
Sascha Paeth – Producción, grabación, ingeniería y mezclas

Sello
Napalm Records